EL GRANADA VUELVE A NAUFRAGAR EN LOS MINUTOS FINALES, 1-0.

UN GOL DE DENIS SUAREZ EN PLENO DESCUENTO DEJA AL GRANADA SIN RECOMPENSA EN BALAÍDOS. LOS ROJIBLANCOS QUE SE PRODIGARON POCO EN ATAQUE TUVIERON UN MINUTO ANTES LA MEJOR OCASIÓN PARA ANOTAR DEL PARTIDO EN LAS BOTAS DE SORO. MAXIMIANO, LESIONADO, DETUVO UN INJUSTO PENALTI A UN IAGO ASPAS QUE MOSTRÓ POCA DEPORTIVIDAD TRAS EL TANTO DE LOS SUYOS. ROBERT MORENO UNO DE LOS POCOS TÉCNICOS EN LA HISTORIA DEL CLUB QUE NO GANA TRAS SIETE JORNADAS AL MANDO.

Tablilla del cuarto arbitro y siete minutos de descuento, apuro mi último trago de bebida refrescante, y cruzo todos los dedos posibles, adopto postura de rezo, es el momento de la ejecución de nuestro Granada CF esta temporada, y así fue. Tras un salto hasta el techo al ver la ocasión fallada, llegaba el fatídico momento en el que Denis Suarez superaba de tiro cruzado al meta suplente Aaron Escandell y provocaba el 1-0 que dejaba a los de Robert Moreno sin premio a su defensivo partido.

Iago Aspas, que en esta acción debió ver la amarilla por un manotazo sobre Montoro mostró poca deportividad sobre el terreno de juego durante todo el partido.

Y es que el equipo tiene una inseguridad desproporcionada, los mismos jugadores que eran capaces de mostrarse como insuperables, ahora se muestran frágiles, sin contundencia y vulnerables ante los rivales especialmente en la recta final, que falla, demasiadas cosas pero claro cada uno lo ve desde el prisma que quiere pero la realidad es solo una y en siete partidos de liga aún no se ha ganado ningún partido y de 21 puntos solo se han conseguido tres dejando al equipo en posición de descenso.

Tiempo. Queda mucho, y una victoria podría hacer cambiar la dinámica y poner al equipo en una posición en la tabla que permita a la afición ser más optimista pero el juego y los futuros rivales no da para creer que eso pueda ocurrir. El peso del juego fue para los locales, los rojiblancos se lo dieron con conocimiento de causa, y por tanto se pudo ver a un Granada con poca presencia en área rival durante todo el partido, una llegada de peligro por tiempo, mientras que el rival, bueno sin ocasiones que se puedan anotar como claras si es verdad que cumplía a la perfección el dicho de ‘tanto va el cántaro a la fuente que al final….’ pasa lo que pasó, el rival acierta y vuelves con las alforjas vacías.

Es tan evidente que el técnico no encuentra su grupo de confianza que de nuevo hubo movimientos en el once inicial, volvió Milla, Quini, Bacca y Soro y se perdieron Arias, Rochina, Montoro y Machis. Al poco de arrancar el partido, Gonalons tuvo molestias y dejó su lugar a Montoro. Poco después llegó la única contra acertada de este primer tiempo para los rojiblancos que Soro no pudo concluir en gol. Los locales, también muy lejos de su mejor momento, solo apretaron en un disparo lejano de Santi Mina.

Maximiano tuvo que abandonar lesionado el terreno de juego después de detener el penalti lanzado por Aspas.

Tras el descanso, Fran Beltrán dejó su sitio a Denis Suarez, y sería a la postre un cambio fundamental. El partido siguió igual, dominio estéril de los locales e inoperancia visitante a la hora de montar una contra. Pero entre tanto despropósito, el colegiado volvió a sentirse cómodo señalando un más que discutible penalti de Domingos Duarte a Santi Mina, que además provoco la lesión posterior del meta portugués del Granada, Maximiano.

La ocasión desde los once metros era la mejor hasta el momento para los visitantes y su hombre más importante, Iago Aspas, se disponía a ejecutarla pero el meta rojiblanco adivinó la intención del gallego y desvío el disparo evitando el 1-0.

El partido se torno cada vez más brusco, y se llegó al final con demasiado parones, que dieron lugar a los siete de añadido donde el Granada una vez se dejó puntos importantes en el camino. No hay que dejar pasar por alto la celebración local del gol, donde Aspas, demostró poca deportividad festejando ante Montoro el gol y provocando una innecesaria tangana entre jugadores que el colegiado una vez más no supo parar, ni tan siquiera, impartir la justicia necesaria.

Al final séptima jornada en la que el Granada CF de Robert Moreno no consigue la victoria, tres empates y cuatro derrotas que dejan al técnico catalán en un selecto grupo de técnico que en las siete jornadas iniciales de liga no han ganado al frente del equipo como entre otros, Bru, Pasieguito y Tony Adams.

[su_note note_color=»#ffffff» text_color=»#0d0d0d» radius=»4″]Ficha técnica:

1 RC Celta: Dituro; Hugo Mallo, Murillo, Araujo (Okay, min.85), Javi Galán; Tapia (Solari, min.85), Beltrán (Denis Suárez, min.46); Brais Méndez (Galhardo, min.77), Aspas, Nolito (Cervi, min.61); Santi Mina.

0 Granada: Maximiamo (Aarón, min.77); Quini, Duarte (Víctor Díaz, min.75), Germán, Neva; Gonalons (Montoro, min.18), Milla, Puertas (Escudero, min.77); Soro, Luis Suárez y Bacca (Molina, min.67).

Gol: 1-0, M.94, Denis Suárez.

Árbitro: Soto Grande (colegio riojano). Amonestó a Brais Méndez (min.9) y Aspas (min.94) por parte de los locales, y a Puertas (min.66), Domingos Duarte (min74) y al técnico Robert Moreno (min.76) por parte de los visitantes.

Incidencias: Encuentro de la séptima jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Abanca Balaídos ante 6.375 espectadores. [/su_note]