EL GRANADA PIERDE EN LA CATEDRAL EN EL ÚLTIMO INSTANTE, 2-1.

LA ACCIÓN DEL ÚLTIMO GOL DEL PARTIDO ESTUVO PRECEDIDA DE UN GARRAFAL ERROR ARBITRAL, YA QUE TODO COMENZÓ CON UN SAQUE DE BANDA QUE DEBIÓ SER A FAVOR DE LOS GRANADINOS, PERO NI EL ARBITRO NI EL JUEZ DE LÍNEA ACERTARON EN SU DECISIÓN, A PESAR DE LOS INTENTOS DE SOLDADO POR DEMOSTRAR EL ERROR.

El Athletic se impuso por 2-1 al Granada en San Mamés en un choque en el que tanto el equipo bilbaíno como Alex Berenguer, que marcó el gol de la victoria en el descuento, demostraron que siguen de dulce trasladando a LaLiga la agónicas alegrías que estaba encadenando en los torneos de Copa en las últimas semanas.

El navarro llegado en el mercado de invierno procedente del Torino enganchó un espectacular disparo con poco ángulo al primer palo que batió a Rui Silva en el minuto 91 para dar al Athletic los tres puntos que parecía tener casi asegurados desde el 1-0 de Asier Villalibre a los dos minutos y medio de juego y que había puesto en cuestión Jorge Molina con el empate a uno en el minutos 78.

El Athletic entró en el partido de forma muy intensa y a los tres minutos de juego ya ganaba merced a una excelente jugada de Villalibre. Su maniobra y definición adelantaban a su equipo con todo por delante para hacer un partido redondo. Pero el Granada no se descompuso y aguantó bien el tipo en toda la primera parte para que el inesperado jarro de agua fría no se convirtiera en el germen de una goleada.

Los de Diego Martínez mejoraron sus prestaciones tras el descanso. Si embargo, fue Raúl García el que tuvo la oportunidad de encarrilar antes la victoria local con un penalti, pero erró el tiro, en una gran intervención de Rui Silva y dejó vivo al rival.

Esto espoleó al once andaluz, que poco después consiguió el empate gracias a un remate de su veterano delantero Jorge Molina. Cuando todos daban la igualada como inamovible, un disparo a bocajarro de Berenguer en el minuto 91 acabó con las esperanzas granadinistas y certificó el triunfo vasco, aunque no exento de polémica ya que el colegiado siempre con un claro tinte local, falló en un saque de banda que debía ser a favor del Granada y se lo dio al equipo local, originando el comienzo de la jugada de gol.

El Granada pagó las rotaciones y el desgaste europeo y sumó una derrota que permite a los leones adelantarles en la tabla clasificatoria, aunque empatados a puntos.

Fue una demostración más de que este Athletic es irreductible y que con la llegada de Marcelino García Toral a su banquillo parece estar tocado por una varita mágica. Con este 2-1 además, además, el conjunto vasco se aúpa a la octava plaza de la tabla, que le arrebata precisamente al Granada, al que empata a 33 puntos, y enfila el asedio a unas posiciones europeas que le quedan a 6 puntos, la sexta plaza, o a 4, si finalmente la séptima, como suele ocurrir, da billete continental.

FICHA DEL PARTIDO:

2 – Athletic: Unai Simón; Capa, Nuñez (Yeray, m.46), Balenziaga, Lekue (Berenguer, m.84); Ibai (De Marcos, m.69), Dani García, Vencedor, Morcillo; Sancet (Raúl García, m.69) y Villalibre (Williams, m.77).

1 – Granada: Rui Silva; Foulquier, Germán, Domingos Duarte, Quini (Víctor Díaz, m.46); Montoro (Yan Eteki, m.86), Yangel Herrera; Antonio Puertas (Adrián Marín, m.82), Domingos Quina (Soldado, m.60), Fede Vico (Kenedy, m.60); y Jorge Molina.

Goles: 1-0, m.3: Villalibre. 1-1, m.78: Jorge Molina. 2-1, m.91: Berenguer.

Árbitro: Juan Martínez Munuera (Comité Valenciano). Mostró tarjeta amarilla a los locales Dani García (m.28) y Vencedor (m.68) y al visitante Yangel Herrera (m.58).Árbitro VAR: Antonio Mateu Lahoz (Comité Valenciano).

Incidencias: Partido de la jornada 25 disputado en San Mamés a puerta cerrada.