EL GRANADA ‘ENGATTUSO’ AL NÁPOLES, 2-1.

LOS ROJIBLANCOS EN UN EJERCICIO DE INTELIGENCIA, RESISTENCIA, CREENCIA Y TRABAJO EN EQUIPO SUPERÓ TODO TIPO DE ADVERSIDADES Y LOGRÓ UN HISTÓRICO PASE A OCTAVOS DE FINAL DE LA UEL ANTE UN NÁPOLES QUE LO INTENTÓ TODO. MACHÍS EN EL CALENTAMIENTO, GONALONS, GERMÁN Y NEVA CAEN EN LA BATALLA. YANGEL HERRERA Y MONTORO VIERON UNA TARJETA Y NO ESTARÁN EN EL PRÓXIMO ENCUENTRO. UN GOLAZO DE MONTORO Y UN SUBLIME RUI COSTA DE LO MÁS DESTACADO.

El límite de este equipo no parece tener fin, y es que lo vivido hoy en el Diego Armando Maradona de Nápoles es para escribir con letras de oro en el libro de historia del club rojiblanco. En su estreno esta temporada como equipo europeo se encontraba con su primera gran eliminatoria, ante un equipo histórico, con jugadores en su mayoría internacionales y con un potencial tremendo, y antes de comenzar el partido, el primer varapalo, Darwin Machís confirma las malas sensaciones del último entrenamiento y no puede participar.

En el calentamiento, estaba Antonio Puertas que por tanto se perfilaba como titular en esta fecha inolvidable. El 2-0 de la ida era un buen colchón, y tras el pitido inicial en apenas tres minutos golpe al mentón. Piotr Zieinski desde la frontal con un potente disparo colocaba un 1-0, que abría la puerta a los locales para lograr la remontada. Pero la mandíbula de este Granada es de granito, y lejos de irse a la lona se sobrepuso y tras un gol anulado a Puertas por claro fuera de juego logró conectar ese golpe siempre importante, un gol fuera de casa. El francés Dimitri Foulquier desde la derecha pone un balón colgado al corazón del área y en un desajuste defensivo de los locales, Ángel Montoro conectó un cabezazo brutal al que solo pudo seguir con la mirada el meta Meret.

La diana de Montoro, la segunda que logra esta temporada, aumentó el nerviosismo del Nápoles y la intensidad del partido. Se abrió un larga serie de enfrentamientos, que se saldó con hasta once tarjetas amarillas y con Montoro y Germán que se perderán por sanción el partido de ida de los octavos de final. El partido echaba chispas y había que tener personalidad, y el equipo sacó hechuras de grande.

El vuelo de un Ángel. Foto: Granada CF

Al Granada le iban aumentando los problemas ya que tuvo que retirarse por problemas físicos el francés Maxime Gonalons y el español Carlos Neva, quien salió entre lágrimas por un fuerte dolor muscular, unas lagrimas que sin duda se nos saltaron a todos los granadinistas. Pero el equipo de Martínez supo sufrir, encerrarse en su mitad de campo y contener el ímpetu del Nápoles, guiado más por la desesperación que las ideas tácticas. Cada intento de salida de los rojiblancos encontraban el muro de Koulibaly y Meret cada vez estaba más lejano.

La presión napolitana tuvo premio a la hora de juego gracias al 2-1 del internacional español Fabián Ruiz, quien abrió una media hora final de tremenda exigencia para el Granada, con el Nápoles que potenció a su delantera con su máximo goleador histórico, el belga Dries Mertens.

El cuadro rojiblanco se salvó ante una vaselina de Mertens nada más saltar al campo que salió alta y a un gol de cabeza del francés Tiemoue Bakayoko anulado por una clara falta ofensiva sobre Víctor Ruiz, y pudo contar con un Rui Silva decisivo.

El guardameta negó el gol al macedonio Eljf Elmas con una excelente intervención y lo repitió en el minuto 91 tras un cabezazo del argelino Faouzi Ghoulam, lo que frustró definitivamente el empuje napolitano y regaló al Granada una noche histórica.

Rui Silva no seguirá la próxima campaña pero hoy ha demostrado ser un gran profesional. Foto: Granada CF.

[su_note note_color=»#ffffff» text_color=»#0d0d0d» radius=»4″]FICHA DEL PARTIDO:

2 – Nápoles: Meret; Maksimovic (Ghoulam, m.46), Koulibaly, Rrahmani; Di Lorenzo, Fabián, Bakayoko, Elmas (Mertens, m.58); Zielinski; Politano e Insigne.

1 – Granada: Rui Silva; Foulquier, Domingos Duarte, Germán (Herrera, m.55), Carlos Neva (Pérez, m.46); Gonalons (Díaz, m.45), Yan Eteki, Montoro (Vallejo, m.83); Kenedy, Puertas y Jorge Molina (Soldado, m.84).

Goles: 1-0, m.3: Zielinski; 1-1, m.25: Montoro; 2-1, m.58: Fabián.

Árbitro: Daniel Siebert (Alemania). Mostró cartulina amarilla a Politano (m.37), Maksimovic (m.41), Insigne (m.42), Bakayoko (m.88) y Koulibaly (m.90), del Nápoles, y a Kenedy (m.37), Montoro (m.40), Duarte (m.41), Germán (m.55), Herrera (m.62) y Foulquier (m.90), del Granada.

Incidencias: Partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Liga Europa disputado a puerta cerrada en el estadio Diego Armando Maradona de Nápoles.[/su_note]