EL GRANADA CF DEPENDE DE SÍ MISMO.

SALVADOSVALLADOLID

LAS CUENTAS POR LA PERMANENCIA DAN MUCHAS POSIBILIDADES A LOS ROJIBLANCOS. PUEDEN AUMENTAR SI EL TAS REAFIRMA LA SANCIÓN AL ALMERÍA.

 

El Granada depende de sí mismo en la última jornada de la Liga, que se disputará el próximo sábado, para lograr la permanencia en Primera división, después de haber estado más de cuatro meses entre los tres últimos de la clasificación.

El último triunfo por 0-3 en el estadio de Anoeta ante la Real Sociedad ha permitido al equipo dirigido por José Ramón Sandoval encadenar su tercera victoria y acabar la penúltima jornada del campeonato con 34 puntos, lo que de momento le deja fuera de los puestos de descenso.

El Granada, que ahora es decimosexto con los mismos puntos que el Deportivo de La Coruña, cuarto por la cola, certificará su permanencia en Primera si gana el sábado al Atlético de Madrid en el Nuevo Estadio de Los Cármenes.

También podría alcanzar la salvación en caso de un empate o, incluso, de una derrota, aunque para ello necesita que le favorezcan los resultados en los encuentros que disputarán Deportivo, Eibar y Almería, sus rivales directos en la lucha por no bajar.

Si los granadinos empataran, se salvarían siempre que no se produjera un cuádruple empate a 35 puntos entre los equipos citados ni los rojiblancos igualaran en esa puntuación con Almería y Eibar.

Un empate a 35 puntos con Eibar también bajaría a Segunda al Granada, pero siempre que el Deportivo lograse el triunfo en el campo del Barcelona.

La derrota ante el Atlético permitiría al Granada seguir en Primera si Eibar y Almería no ganan sus partidos, o si solo uno de ellos vence y el Deportivo pierde ante el Barcelona.

Todas estas cuentas variarían, aumentando incluso las opciones de permanencia en Primera del Granada, si el próximo miércoles el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) decidiera restarle de forma definitiva al Almería tres puntos en la clasificación, tras la sanción que le impuso la FIFA por el denominado ‘caso Jakobsen’.

Deja una respuesta