EL GRANADA CAE EN ANOETA Y SE METE EN LA ZONA BAJA, 2-0.

EL EQUIPO DE ROBERT MORENO SIGUE SU MAL CAMINO DEL AÑO 2022 Y SU SU SEXTA JORNADA SIN GANAR O LO QUE ES PEOR, SU CUARTA JORNADA CONSECUTIVA PERDIENDO. HOY EN ANOETA HA DADO LA SENSACIÓN DE QUERER PERO SALVO EN UN PEQUEÑO TRAMO DE LA PRIMERA PARTE, NO HA PODIDO CON LOS DONOSTIARRAS. UN ‘PENALTITO’ POR MANOS DE DOMINGOS DUARTE Y UN AFORTUNADO GOL DE RAFINHA, EN SU REMATE, DEJARON SIN PUNTOS A LOS ROJIBLANCOS.

Podemos empezar por poner los parches a la situación del equipo, pero la verdad es que la nave rojiblanca, no ha comenzado este año 2022 de la mejor manera posible y hoy en Anoeta ante una Real Sociedad que no esta en su mejor versión de la temporada, no ha pasado de ser un equipo ordenadito en el terreno de juego pero prácticamente inoperante arriba y bastante blando en defensa, no solo de los hombres que ocupan esa posición en el equipo sino de todo el engranaje al completo.

De seis jornadas que llevamos este año en ninguna de ellas se ha marchado el equipo con la felicidad de la victoria al vestuario, pero podemos poner el primer parche, los rivales no han sido de ‘su’ liga. Real Madrid, Barcelona, Real Sociedad quedan algo lejos, Getafe, en un gran momento de juego, y luego quedan Elche donde se sumó un punto y lo más duro la derrota ante Osasuna, aunque los rojillos llevan temporadas solidos y consistentes y esta temporada parecen mejores que muchos equipos.

La semana ha sido complicada, Covid, lesiones de última hora, y trabajo por hacer para acoplar la llegada de nuevos jugadores, que aún tienen mucho que demostrar en la competición nacional unos por juventud y otros por inexperiencia, y como bien dijo Moreno, en la rueda de prensa prevía al duelo, no deben llevar la manija del equipo pero hoy casi todos actuaron de inicio.

En la primera mitad el duelo estuvo algo más disputado, y fue precisamente en esos minutos iniciales donde los rojiblancos tuvieron la mejor ocasión del partido en las botas de Arezo. Excelente pase de Milla a Arezo, que le ganó la espalda a Le Normand y se plantó delante de Remiro. En este caso, el meta atajó el mano a mano de forma extraordinaria, evitando la mejor ocasión del partido hasta el momento. Hubo casi un ‘bis’ de la ocasión minutos después pero sin suerte para los granadinos, ya que rechazó de Remiro, lo lanzó Luis Suarez en un disparo lejano por encima de la porteria txuri urdin.

La Real guiada por el belga Januzaj, buscaba con Isak poner en aprietos a Maximiano pero el meta portugués solventaba sin problema las llegadas blanquiazules. Escudero primero y Uzuni después vieron la cartulina amarilla por claras acciones punibles de ambos jugadores.

Superada la media hora llegó una acción que puede ser muy discutida por ambas aficiones y es que esta temporada las manos en el área no siguen un buen criterio y cualquier mano, no puede ser penalti. Un lejano disparo de Górosabel, la toco en una maraña de jugadores Mikel Merino con el tacón, con sensación de ver lo que pasa, y la mala suerte que su marcador Domingos Duarte sin intención y en una posición natural, ve como la velocidad de la jugada le impide retirar la mano y el balón termina golpeándole en la misma, y el colegiado no dudo en señalar el punto fatídico.

El gran especialista local, Oyarzabal no falló y aunque Maximiano acertó la dirección del disparo resulto imposible atajar el lanzamiento y la Real se adelantó en el marcador 1-0 m.37.

El Granada no reaccionó y estuvo ausente hasta el descanso, donde los de Imanol Alguacil tuvieron sus mejores momentos y estuvieron cerca en especial en una ocasión final de Mikel Merino de aumentar las diferencias antes del descanso.

Tras el mismo, la situación no cambio un ápice, la Real por las bandas seguía generando situaciones de angustia a la defensa nazarí que Quini y Escudero achicaban con acierto, pero que hacia presagiar que cualquiera de ellas podría terminar en el fondo de las mallas.

Una buena contra de los granadinos por el perfil izquierdo de Luis Suarez, terminó con un acelerado y desviado disparo de Uzuni que pudo buscar un balón interior para la incorporación de alguno de sus compañeros. Fue la mejor llegada en ataca de la segunda parte.

Llegaron los cambios, se fueron Milla y Uzuni para la entrada de Puertas y Petrovic, pero nada cambio. Hasta los próximos cambios, Maximiano se empleo a fondo en un disparo de Januzaj. Poco después entraron Rochina, Montoro y Jorge Molina por Gonalons, Collado y Arezo.

Sin tiempo para ver el efecto de estas nuevas incorporaciones, Rafinha, que también llevaba pocos minutos en el césped, aprovecho uno de esos centros laterales para con un remate afortunado ya que el balón golpeo en ambas piernas, establecer el 2-0 y matar definitivamente el partido en favor de los locales que lo celebraron hasta el final en la grada.

El Granada no inquieto salvo dos remates de cabeza forzados uno de Torrente a la salida de un corner y otro de Jorge Molina tras un centro de Rochina. Al final alegría local y derrota visitante que se acerca a la zona de descenso de la que le separan tan solo cuatro puntos tras el triunfo hoy del Alavés ante el Valencia.

La semana no será cómoda en el seno de la familia rojiblanca, la falta de sintonía con el técnico y la afición y los rumores de algún que otro enfado en el vestuario hacen del próximo partido un nuevo juicio público al equipo ante el Villareal y será el sábado a las dos de la tarde.