EL GRANADA ALCANZA UN ACUERDO PARA PALIAR LA CRISIS ECONÓMICA POR EL CORONAVIRUS.

El Granada alcanzó un acuerdo con los jugadores y el cuerpo técnico de la plantilla para la reducción del salario como medida para paliar la crisis provocada por el COVID-19. El recorte será de un 19% si no se reanuda la competición. Además, el club andaluz anunció que presentará un ERTE parcial.

El Granada ha llegado a un acuerdo con los miembros de su primera plantilla para la reducción de sus salarios tanto en el caso de la suspensión definitiva de la competición esta temporada (19%)como de lareanudación de la misma a puerta cerrada(1%), y ha anunciado que presentará un ERTE parcial que afectará a algunos de los otros trabajadores de la entidad.

El acuerdo ha sido alcanzado con “jugadores y cuerpo técnico de la primera plantilla, y ejecutivos”, se firmará en los próximos días y consiste en un 19% de reducción del salario bruto anual en el caso de la suspensión definitiva de la competición, informó el Granada este miércoles en su comunicado.

En el caso de la reanudación de la competición a puerta cerrada, la reducción será de un 1% de dicho salario más un 13 de las primas colectivas pactadas en caso de que se produzca una permanencia en LaLiga Santander que el Granada ya tiene casi conseguida.

El Granada aclaró que “en ambos escenarios” presentará “un ERTE parcial para otros empleados”, medida que será “de carácter temporal” y que tendrá “una aplicación limitada no afectando a la totalidad de trabajadores” y garantizando la entidad a todos estos empleados el retorno posterior a sus funciones “en las mismas condiciones actuales”.

Además, el club aportará un complemento “hasta completar el 100% del salario de todos aquellos empleados que se vean afectados según las funciones desempeñadas y las opciones de su puesto concreto para el teletrabajo”.

El Granada CF quiso aclarar que trabaja “para que esta situación tenga la mínima afectación en cuanto a número de empleados y duración” y que todo lo decidido ha sido provocado por “la paralización de toda actividad deportiva derivada del decreto del estado de alarma y por ende, la suspensión indefinida de La Liga”, lo que expone al club a “unas consecuencias económicas de gran impacto”.