EL FILIAL SE ESTRENA CON EL MISMO PROBLEMA DE TEMPORADAS ANTERIORES, 1-1.

UN GOL DEL CONJUNTO DEL ATCO. MANCHA REAL EN EL M.90 EVITA QUE EL ESTRENO DE LOS CHICOS DE PLANAGUMÀ TERMINARA EN VICTORIA.

No pudo empezar con victoria el Atlético Mancha Real su singladura en la Segunda B. Los jienenses empataron en el arranque ante un filial nazarí que está llamado a ser uno de los aspirantes a acabar entre los cuatro primeros. Un gol de Matheus a la media hora de juego fue suficiente para doblegar a los de Juan Arsenal al asueto, pero la alegría para los visitantes llegaría al filo del final del partido cuando Manolillo hizo la igualada.

[pullquote]FICHA TÉCNICA:

Granada CF. B: Pol, Corozo, Hongla, Tomás, Pawel, Pol Llonch, Jean Carlos (Luís Suárez, 66´), Navarrete, Nierga (Adri, 82´), Matheus (Ramírez, 66´) y Entrena.


Atlético Mancha Real: Emilio, Linares, León, Peces , Josema, Jonathan, Montero (Airam, 46´), Cervera, Iker (Ángel, 51´), Elady y Alberto (Manolillo, 57´).


GOLES: 1-0 (35´): Matheus. 1-1 (90´): Manolillo.


ÁRBITRO: Mohamed Massat, del colegio manchego. Amonestó a los locales Navarrete, Corozo y Luis Suarez, así como a los visitantes León, Airam y Angel.


CAMPO: Nuevo Los Cármenes ante unos 400 espectadores
[/pullquote] El Granada B estrenó nueva temporada en el grupo IV de Segunda División B. La cuarta consecutiva para los cachorros rojiblancos, que con un plantel muy renovado con respecto a pasadas temporadas tras la entrada de los nuevos inversores chinos al club nazarí, se presentaban ante su afición con la intención de comenzar con buen pié una temporada en la que no hay un objetivo concreto, pero en la que se presupone que la meta estará en la zona alta de la tabla para continuar con las buenas campañas realizadas en años anteriores. El rival no era otro que el Atlético Mancha Real, mítico equipo del grupo IX de Tercera durante mucho tiempo y que tras la gran actuación el pasado curso estrenaba categoría en lo que ha sido un hito histórico para el club jienense que debuta en la categoría de bronce y en un gran escenario como el estadio de Los Cármenes.

Durante la primera mitad se pudo observar como al filial rojiblanco le costaba hilvanar acciones de ataque, y es que la adaptación al equipo de tantas caras requerirá de algunas jornadas para ver el auténtico potencial de los pupilos de Lluís Planagumá y aun Mancha Real que era un manojo de nervios tanto en la zona defensiva como ofensiva, en donde las dimensiones del terreno de juego pasaron factura a los hombres que dirige de nuevo este año Juan Arsenal.
El Granada B se aprovecha de un Mancha Real muy impreciso.
El filial salió con más brío que su adversario. La primera llegada no tardó en llegar sin embargo la bola tuvo que repelerla Cervera para evitar males mayores nada más arrancar el choque. Pese a todo el calor hizo mella a ambos conjuntos en los primeros compases y el respeto se hizo patente sobre el piso.

El Mancha Real tuvo su primera llegada en un córner en el que las marcas rojiblancas hicieron aguas y la reacción no se hizo esperar con la contra que Matheus erró en última instancia con un servicio muy pasado. El brasileño fue el protagonista en la posterior acción ofensivo con un chut que escupió Emilio y que la zaga, en su rechace, tuvo que emplearse a fondo para mandar el balón por línea de fondo cuando casi se cantaba el tanto local.

El juego se desarrollaba en campo jienense y el Mancha Real solo se limitaba a achicar balones y a guarecerse en la cueva buscando una salida rápida para desestabilizar el sistema defensivo granadino. Nierga tuvo la más clara en un lanzamiento a la escuadra que Emilio tuvo que tocar con la yema de los dedos para impedir el gol del ex del Alcorcón.

El susto no cesaría para la parroquia visitante desplazada a la capital de la Alhambra y es que en un saque de esquina el meta visitante no anduvo fino y el balón cruzó toda el área chica para que Tomás no acertara con el esférico en boca de gol. El dominio no se traducía en goles y las llegadas no eran demasiado claras a pesar de la superioridad en el eje del campo y la mayor posesión de la bola frente a un rival que le costaba mucho avanzar metros o conectar dos pases seguidos.

Cuando el choque comenzaba a entrar en un periodo de letargo que parecía prolongarse hasta el descanso llegó un rechace en una mala salida del cuadro visitante que propició que el cuero llegara a Matheus en la media luna del área, quien solo tuvo que avanzar un par de metros para engatillar a puerta y abrir el casillero goleador esta temporada de los nazaríes.

La réplica llegó con un balón largo que la zaga y el arquero no pudieron despejar y que permitió rematar a Iker sin apenas ángulo sobre la portería local cuando lo más fácil hubiera sido meter el pase de la muerte. De ahí al descanso poco juego con un filial que trató de jugar lo menos posible y conservar la renta y un cuadro mancha realense que no sabía cuál era la mejor manera de meterle mano a su contrincante.

La relajación y el conformismo provocan una nueva decepción en los minutos finales
Más animada arrancó la segunda parte con un par de llegadas para ambos contendientes, las dos sin excesiva repercusión para las porterías defendidas por Emilio y Pol. Con la derrota momentánea, los visitantes se quitaron los complejos y buscaron aprovechar mejor las dimensiones de la instalación del Zaidín para ganar metros y poner en jaque a la zaga nazarí. Algo que obviamente no pasaba desapercibido para un filial que buscaba la contra sin demasiada precisión.

Los cambios los agotó muy pronto Juan Arsenal, unos por decisión técnica y otros por lesión, pero los visitantes ya le habían cogido el pulso al choque y Elady gozó de un lanzamiento peligroso que finalmente no cogió puerta. Sin excesivas llegadas, el ritmo más alto que en el primer periodo mantenía la intensidad y la incertidumbre del resultado final de un choque cada vez más abierto. Cervera probó fortuna desde lejos con su buena pegada y Pol tuvo blocar la bola ante el potente disparo del granadino.

Los jienenses se sentían cómodos con la bola y el filial mantenía a raya a su rival sin pasar apuros. Un par de contras mal definidas por el cuadro de Planagumá acongojó al Mancha Real y dio alas a los granadinistas que aumentaron la presión y la velocidad. Matheus erró la más clara en el área de meta con un balón suave al que pegó mordido. Este ansia no duró demasiado y de nuevo los locales cedieron e balón a su rival, que una vez más seguía sin claridad de ideas ante un Granada B muy bien plantado en tareas defensivas.

Todo se vino al traste en un error clamoroso de la zaga en donde la bola acabó en las botas de Manolillo que se internó en el área hizo la finta al arquero y marco a puerta vacía en el único disparo de los visitantes a portería de todo el encuentro.

Jarro de agua fría en el minuto noventa para un filial que no supo matar a su rival y que vio como se escapan tres puntos que prácticamente se saboreaban ante un Mancha Real que no se rindió hasta el final y que premio a esa constancia obtuvo el primer punto en la categoría ante un Granada B que deberá hacerse mirar este tipo de fallos si no quiere volver a caer en la misma película otro año más en los minutos finales.

GALERÍA DE IMÁGENES DE LA AGENCIA GRANADINA PHOTOGRAPHERSSPORTS.
Granada C.F. ante A.T. Mancha Real

Deja un comentario