EL ELCHE NUNCA GANÓ EN GRANADA.

Ambos equipos han disputado 12 encuentros en terreno nazarí y al igual que ocurriera la semana pasada con el Granada en Mestalla, los ilicitanos no han pescado una victoria en Los Cármenes.

El Elche, que este sábado visita al Granada, nunca ha logrado vencer al conjunto andaluz en su estadio en los doce encuentros disputados en partidos de Primera División.

El conjunto ilicitano únicamente ha podido arrancar como saldo positivo tres empates, dos de ellos en las dos primeras visitas, a principios de la década de los 60, y el último en la temporada 1969-70 (0-0).

El Granada ha logrado vencer el resto de los encuentros, casi siempre por marcadores ajustados, como el (2-1) de la pasada temporada, a excepción del (5-0) del curso 1974-75. En total, el Elche ha anotado siete goles en Los Cármenes, por veintiuno del equipo granadino.

El último precedente data de febrero del pasado año, cuando el Granada, que llegó al partido en mala dinámica de resultados tras seis partidos sin ganar, logró la victoria ante el equipo ilicitano, en el que llevaba pocas jornadas Fran Escribá.

Diego Martínez, técnico del Granada, alineó a Rui Silva; Foulquier (Adrián Marín, m.82), Domingos Duarte, Nehuén Pérez, Víctor Díaz; Yan Eteki (Vallejo, m.88), Yangel Herrera, Domingos Quina (Fede Vico, m.62); Antonio Puertas, Kenedy y Jorge Molina (Soldado, m.82).

Por el Elche jugaron Edgar Badía; Barragán, Dani Calvo, Verdú, Mojica (Josema, m.46); Marcone, Raúl Guti, Fidel (Nino, m.83), Tete Morente (Rigoni, m.72) (Víctor Rodríguez, m.78); Carrillo (Pere Milla, m.78) y Lucas Boyé.

Domingos Quina adelantó al Granada a la media hora de juego, pero Lucas Boyé respondió con un tanto antes del descanso. Ya en los últimos minutos, Antonio Puertas anotó el tanto definitivo para el conjunto granadino.

Además de su historial en Primera, ambos equipos también tienen numerosos precedentes en Segunda, con claro dominio local.

Granada y Elche se enfrentaron en la final de la fase de ascenso a Primera, en la temporada 2010-11, de la que salió vencedor el conjunto andaluz tras dos partidos con polémica.

A pesar de los malos resultados de los últimos años, Granada también es recordada por la afición ilicitana como el escenario que dio el ascenso a Primera en el curso 1987-88.