DIEGO MARTÍNEZ: “VA A SER UNA BATALLA DURÍSIMA”.

El entrenador del Granada, Diego Martínez, dijo que “ojalá con el paso de los años” lleguen a parecerse al Alavés, al que reciben este sábado, al ser “una referencia muy buena como club” en cuanto a su “consolidación en Primera”, y afirmó que lo que le ha faltado últimamente a su equipo es “dejar la portería a cero”.

El técnico del conjunto rojiblanco indicó este jueves en rueda de prensa que el partido ante el Alavés será “una batalla durísima” que afrontan “desde la ilusión de poder ganar” al contar con el apoyo del público, a pesar de que el rival “está muy bien gestionado por un entrenador (Asier Garitano) que prepara muy bien los partidos”.

Martínez recordó que el cuadro vitoriano “viene de ganar en Eibar, de ganar bien al Valladolid y de disputar un partido igualado al Real Madrid”, y resaltó que “tiene jugadores importantes” y que “los equipos pasan por momentos, y el Alavés ahora está en uno bueno”.

Sobre el Granada, explicó que está “en parámetros de rendimiento buenos”, pese a que “no es bueno el botín de puntos de los últimos partidos”, uno de quince posibles, una cifra baja que consideró que “no ha merecido el equipo”.

Para el técnico gallego, tienen que ilusionarse “con lo que hay por delante y con poder alcanzar los 24 puntos” si vencen al Alavés, y señaló que tiene claro que “hay que jugar 38 partidos y tratar de sacar puntos en todos, aunque son difíciles los 38, se juegue en casa o fuera y contra cualquier rival”.

“Nuestra Liga es toda y es difícil ganar a cualquiera”, recalcó Martínez, cuyo equipo acabará la primera vuelta ante cuatro adversarios que ahora están por debajo del Granada en la clasificación y por ello aseguró que hubiera “firmado en pretemporada estar así (con 21 puntos) a estas alturas de campeonato”.

Añadió que en el Granada tienen “claro” lo que son y su “identidad”, y admitió que lo que les “está faltando en las últimas jornadas es conseguir tener la portería a cero, encajar menos“.

“Cuando los partidos son más abiertos, las posibilidades de encajar son mayores”, manifestó el entrenador, quien, sin embargo, consideró que los números en ataque de su equipo, con 20 goles a favor, “no son malos”.

Diego Martínez dijo que cuando ve a los suyos es “optimista” porque “hay compromiso y el equipo cree en lo que hace”, y reconoció que luchan por “encontrar de nuevo el acierto y la eficacia” de principios de temporada.

Sobre las bajas por lesión del central Germán Sánchez y del mediapunta Fede Vico, que no podrán jugar hasta el próximo año, subrayó que “a mayor alternativa, más posibilidades hay”, pero que, como no les gusta quejarse por los problemas, les tocará reinventarse “una vez más”.

Al respecto, insistió en que tiene “toda la confianza del mundo en todos y cada uno de los jugadores” y aseveró que están “ilusionadísimos” con los próximos encuentros” y que frente al Alavés tienen que “volver a conectar” con la afición, pues “todos los jugadores son importantes y el público es el más importante de todos”.

Deja una respuesta