DIEGO MARTÍNEZ: “NOS HA IDO TAN BIEN POR FOCALIZAR TODO EN EL PRESENTE”.

El entrenador del Granada, Diego Martínez, indicó que el Levante, que visita este domingo el Nuevo Los Cármenes, es uno de los equipos de LaLiga Santander que “mejor juego ofensivo” tiene, por lo que vaticinó un encuentro “difícil y complejo” pero también “ilusionante”.

“El Levante siempre es peligroso, es un equipo con profundidad y jugadores con buen pie, buenos desplazamientos y llegadas desde el medio. Todo esto más allá de su momento, que acabamos de empezar la liga y no tiene tanta importancia”, dijo esta tarde Diego Martínez en rueda de prensa.

“El Levante es un equipo de los que mejor juego ofensivo tiene de LaLiga. Alterna bien su juego asociativo, con futbolistas que atraen para luego profundizar, laterales con potencial ofensivo y una misma idea desde hace varios años”, añadió.

El entrenador del Granada vaticinó un partido “difícil y complejo” pero también “ilusionante” porque será “bonito para competir”.

Se mostró “encantado” con el “rendimiento defensivo” de su equipo, ya que acumula ocho goles en contra pero seis los recibió en el partido ante el Atlético de Madrid por lo que cree que “el rendimiento global es muy bueno”.

Para el entrenador la palabra que resume el inicio de temporada de los suyos, con ocho victorias, dos empates y una derrota en once partidos oficiales, es “extraordinario” ya que es un bagaje que firma para toda su carrera como entrenador.

“Nuestro deseo y voluntad es hacerlo así siempre pero hay que ser consecuentes y asumir y aceptar que nos ha ido tan bien por focalizarlo todo solo en el presente. Con tanta igualdad ganar o perder está en pequeños detalles, lo extraordinario no es lo normal y habitual”, sentenció.

Sobre los muchos partidos que afrontan al alternar la Liga Europa y LaLiga Santander, el preparador comentó que “es mejor no pensar mucho, adaptarse y ya está”, además de “agarrarse a la motivación de vivir una situación” por la que han luchado “todo un año y en muchos casos toda una vida”.

Sobre el delantero Roberto Soldado, de baja desde la pasada semana por coronavirus, apuntó que está “fantástico de voz y ánimo, y deseando que su organismo acabe de imponerse” y que le ha transmitido que está “orgulloso y disfrutando del equipo, aunque sufre desde casa”.

En relación a esta segunda ola de coronavirus, dejó claro que es algo que le preocupa “no ya como entrenador, sino como padre, hijo, nieto y ciudadano en definitiva” porque es una situación “muy complicada que afecta a toda la sociedad”.

“Nosotros somos unos privilegiados por nuestros protocolos, medidas y condiciones, pero la sensación es que cada vez esto está más cerca. Estamos en un terreno de tanta incertidumbre y desconocido que hay que estar preparado para todo”, agregó.