DIEGO MARTÍNEZ: “ME QUEDO CON QUE LOS JUGADORES HAN CREÍDO HASTA EL FINAL”.

El entrenador del Granada reconoció tras caer por la mínima ante el Sevilla que “cuando un equipo grande se adelanta, luego remontar es complicado”.

El entrenador del Granada, Diego Martínez, admitió tras perder su equipo por 2-1 en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán que el Sevilla fue “mejor en la primera parte” de un duelo del que, a pesar de la derrota, se queda con que sus futbolistas han “creído hasta el final”.

Para el preparador rojiblanco, “cuando un equipo grande se adelanta, luego remontar es complicado”, y añadió sobre la confusión originada a la conclusión del choque, cuando el árbitro Ricardo de Burgos Bengoetxea decretó el final un minuto antes del alargue anunciado, que “nunca lo había visto, ni nada parecido”.

Aún así, restó importancia a tal circunstancia, que luego se corrigió al disputarse el minuto que restaba, y prefirió pedir “respeto por las decisiones de los colegiados”.

El técnico gallego trabajó durante un lustro en el Sevilla, por lo que dijo que le gustaría “que tuviera opciones hasta el final” de ganar la Liga, un título que levantará “el equipo que más se la merezca”.

Diego Martínez consideró “una pena que se haya lesionado” el lateral Carlos Neva, pero cree que “es lo que toca tras un año de mucho desgaste”, motivo por el que aseveró que deben “valorar los 42 puntos” que atesora el Granada, algo que “tiene mucho mérito”.

Sin embargo, el preparador vigués aseguró que “la ambición está a tope” para los seis encuentros que le restan a su equipo, de cara a los cuales es “optimista” porque “la actitud siempre es positiva” y quiere “llegar al final con opciones” de pelear por volver al fútbol continental.