DIEGO MARTÍNEZ: «LE HEMOS DADO LA VUELTA A LAS QUINIELAS QUE NOS APUNTABAN AL DESCENSO SEGURO».

El entrenador del Granada, Diego Martínez, reconoció sonriente que consiguieron el sueño que tenían al inicio de la temporada, la permanencia y comentó que «es un día de gran felicidad para todos» tras superar por 0-2 al Alavés.

El técnico nazarí subrayó en la rueda de prensa telemática al finalizar el partido, que su equipo compitió «con compromiso e ilusión» y agradeció a los jugadores cómo lo hicieron, al tiempo que extendió sus buenas palabras al club en general y a la afición.

Subrayó que consiguieron competir «con uno de los presupuestos más bajos de la categoría» y describió que el vestuario lo celebró «por todo lo alto».

«Hemos logrado un récord de puntos y me siento muy orgulloso de nuestra trayectoria global de la temporada», dijo Diego Martínez, satisfecho, sobre todo con el segundo gol, de Roberto Soldado, porque es un tanto que a su juicio les define bien, ya que tuvo «solidaridad para recuperar y mover el balón de un lado a otro».

Puso en valor que «en Mendizorroza y ante el Alavés hay que hacer muchas cosas bien» para ganar y definió a su equipo con un conjunto «camaleónico». «Hemos jugado partidos muy diferentes y nos hemos intentado adaptar a las circunstancias», insistió Diego Martínez que recordó que «el Granada estaba en las quinielas para el descenso a principio de temporada» y le han dado la vuelta a eso.

No ocultó su alegría por volver a mantener la portería a cero y por esos jugadores que han vuelto a mostrar una identidad reconocible.

«Ni fue horrible el partido del otro día ni hoy ha sido extraordinario», aclaró.

Sobre el futuro no se fijó objetivos y se marcó «sumar todos los puntos posibles» y ver donde les lleva eso al final de la competición.

«Tenemos máximas ganas de dar alegrías y máxima humildad», concluyó.