DIEGO MARTÍNEZ: «ES LO QUE TOCA, VA A SER UN AÑO ILUSIONANTE PERO MUY EXIGENTE».

El entrenador del Granada, Diego Martínez, lamentó que su equipo no aprovechara alguna de las ocasiones que tuvo en la recta final del primer tiempo para ponerse de nuevo por delante en Balaídos, aunque también confesó que el Celta de Vigo hizo un partido muy completo.

«El Celta inició muy bien el partido. Sabíamos, no sólo por el cambio de entrenador, sino también por venir de jugar el jueves, que eso podía ser así. Nos costó ajustarlos y Rui nos sostuvo en el partido. A partir de nuestro gol, se ve el partido que buscábamos. Pese a que no fuimos capaces de darle continuidad al 0-1, sí que el equipo se reajustó y tuvimos dos o tres ocasiones muy claras», indicó.

Diego Martínez tampoco escondió su malestar por los «errores impropios» de sus jugadores en los dos goles que el conjunto gallego hizo en la segunda parte.

«El Celta estuvo muy bien, muy preciso y teniendo apoyos por dentro. Nosotros no encontramos el ajuste que buscábamos con este sistema hasta entrada la primera parte. Cuando lo conseguimos, tuvimos opciones claras para hacer daño. Nos faltó continuidad. Para ganar en este tipo de campos necesitamos tener más el balón y jugar con tranquilidad. Las segundas jugadas fueron para ellos», lamentó.

El técnico del Granada apuntó que jugar en Europa es «muy positivo» porque habla del «excelente» rendimiento del equipo en una liga «de tanto nivel» como la española, pero al mismo tiempo recordó que alternar ambas competiciones provoca «un desgaste físico y mental».

«Es lo que toca. Afortunadamente, vivimos un momento muy bueno con 14 puntos en LaLiga y ahora estamos en una fase un poco peor en cuanto a resultados. Tenemos que asumir con naturalidad que este va a ser un año muy ilusionante, pero muy exigente», advirtió.