DIEGO MARTÍNEZ: » EL REAL MADRID Y NOSOTROS ESTAMOS EN UNIVERSOS DISTINTOS».

El entrenador del Granada, Diego Martínez, dijo este viernes que para poder lograr un resultado positivo en el partido ante el Real Madrid de este sábado tienen que estar «de matrícula de honor» y «acertados», y que no lo esté el conjunto blanco en un duelo que calificó como «un reto de exigencia mundial».

«No pensamos ni en lo hecho ni en lo que está por venir, vamos a jugar desde nuestra humildad y ambición por competir al máximo y dar la mejor versión que podamos para tener opciones», indicó en rueda de prensa Martínez, para quien su equipo y el Real Madrid pertenecen a «universos distintos», diferencia que intentarán «minimizar».

Al ser cuestionado por las posibles dudas del Real Madrid tras su tropiezo europeo, afirmó que «menos mal que está mal y está líder, porque si estuviera bien..: tiene una plantilla y un entrenador top», aseveró.

«Cuando ves desde fuera que va ganando el Brujas 0-2, dices que va a ganar el Real Madrid y si dura un poco más ese partido le da la vuelta. Mi sensación cuando analizo como espectador esos partidos es que en cualquier acción individual o detalle técnico te lo van a ganar, que en el Bernabéu el reloj para el rival no corre», detalló.

Martínez destacó la «ilusión y motivación» de los suyos y volvió a negar el supuesto mal momento del rival porque «cuando juegas contra el Real Madrid no hay ni buen ni mal momento, siempre va a ser extremadamente difícil».

«El primer error que podemos cometer para no dar nuestra mejor versión es mirar la clasificación«, apuntó Martínez, quien insistió en que no miran la tabla y en que van a disputar «tres puntos como los del Leganés o el Valladolid «sin pensar «en las consecuencias de esos puntos».

Subrayó que «esta semana, como todas, el equipo se ha dejado el alma para preparar el partido» y que «mañana en el campo también se la va a dejar» porque sus jugadores sienten «un orgullo tremendo por vestir esta camiseta».

El técnico dijo que «como equipo, club y ciudad» se sienten «unos privilegiados» pero pidió a todos «no desviarse del camino» porque pasé lo que pasé contra el Real Madrid quedarán «treinta partidos por delante y un invierno largo y duro».

Deja una respuesta