DIAKHATÉ CREE QUE SU EXPULSIÓN FUE «UN ERROR DEL ÁRBITRO».

VUELTA AL TRABAJO TRAS LA DERROTA DEL PASADO DOMINGO, CON LA SALIDA PREMATURA DEL ENTRENAMIENTO DE YEBDA Y PITI. EL CENTRAL SENEGALES PAPE DIAKHATÉ ADMITE QUE LA DERROTA HA DEJADO AL EQUIPO TOCADO, PERO CREE EN LA RECUPERACIÓN. ASEGURA QUE LA PLANTILLA ESTA CON ALCARAZ.

El equipo granadino ha comenzado hoy a preparar su próximo encuentro, que sin duda no es un partido cualquiera, ya que supone la vuelta a un terreno de juego que trae buenos recuerdos, el Martínez Valero de Elche, donde consiguió el ascenso a Primera División, de la mano de Fabri González.

Pero todo lo que rodeó aquella eliminatoria, con piques entre aficiones, y con incluso lanzamiento de piedras a la afición rojiblanca desdse dentro del estadio ilicitano, y hasta puñetazos  antes de entrar en el túnel de vestuarios al arquero rojiblanco Roberto, hacen que en Elche, esperen con ansiedad el encuentro, para cerrar viejas rencillas. De igual modo la afición granadina espera, que el equipo vuelva a responder como aquel día, y pueda conseguir un resultado positivo.

Diakhaté abandona el campo tras recibir la segunda tarjeta amarilla durante el partido frente al Getafe / FOTO: MIGUEL ANGEL MOLINA – EFE

Con esa intención hoy el equipo se ha ejercitado en la Ciudad Deportiva de Armilla donde no han podido completar la sesión de trabajo, Piti y Yebda, aquejados de molestias musculares, aunque se espera que no sean importantes y estén en condiciones de estar disponibles.

La única baja segura es la de Dani Benítez por lesión y Diakhaté, que fue expulsado.

DIAKHATÉ: » MI EXPULSIÓN FUE UN ERROR DEL ÁRBITRO».

El central senegalés Pape Diakhaté ha dicho hoy que los jugadores del Granada se encuentran «tocados pero no muertos» después de perder el pasado domingo ante el Getafe (0-2), y ha apelado a estar «todos juntos» para que el equipo mejore.

Diakhaté ha reconocido ante los periodistas que su expulsión fue «una jugada decisiva» en la derrota sufrida ante los madrileños aunque ha sostenido que «hubo un error del árbitro» al mostrarle la tarjeta roja porque «no hubo falta» en la acción que le costó la segunda amarilla.

«Estamos tocados como cada vez que perdemos un partido, pero no muertos, son momentos difíciles que debemos superar todos juntos estando unidos, con el apoyo también de la afición«, ha añadido el africano.

Diakhaté se ha mostrado optimista para el futuro porque el Granada «ha jugado contra equipos mejores que el Getafe y ha ganado«, por lo que los triunfos «deben llegar«.

Después de las críticas de parte de la afición en el último partido al técnico del equipo, Lucas Alcaraz, el central, que es uno de los capitanes, ha mostrado su apoyo al entrenador.

«Aquí estamos todos juntos detrás del entrenador porque es el jefe. Vamos a intentar ganar al Elche el próximo domingo para que todo mejore«, ha sentenciado.

Deja una respuesta