FÚTBOLGranada CF BPORTADA

CUARTO EMPATE EN CASA DEL ‘B’, 1-1.

EL FILIAL ROJIBLANCO PERDIÓ DOS PUNTOS DE LOS TRES QUE ACARICIABA EN EL ÚLTIMO MINUTO DE PARTIDO TRAS EMPATAR UCAM MURCIA DESDE EL PUNTO DE PENALTI POR MEDIACIÓN DE GÓNGORA Y EQUILIBRAR EL CHOQUE QUE INAUGURÓ ALEX CARMONA DESDE LA MISMA POSICIÓN.

[pullquote]FICHA TÉCNICA:

Granada B: Dimitrievski, Corozo,Brian, Morante, Carmona, Uche, Sergio Martín (Navarrete, 60’), Boateng, Matheus (Jafar, 72’), Clifford y Denilson (Luizinho, 80’).

UCAM CF: Escalona, Tekio (Son, 56’), Góngora, Fran Pérez, Robles, Checa, Manolo (Higinio, 72’), Fall, Bello (Isi, 61’), Nono y Pallarés.

Arbitro: García Aceña (valenciano). Amonestó a los locales Corozo, Morante, Uche, Sergio Martín y Clifford y por los visitantes a Fran Pérez y Checa.

Goles: 1-0: Carmona, 9’ (P). 1-1: Góngora, 90’ (P).

Incidencias: Unos 300 espectadores en el Nuevo Los Cármenes ante unos 500 espectadores de ellos unos cincuenta venidos desde Murcia.

[/pullquote]

La historia se vuelve a repetir en un partido en casa del filial rojiblanco de José Miguel Campos ante su publico, ya que a pesar de no haber realizado un encuentro extraordinario tenía los tres puntos en el bolsillo, pero sobre el pitido final un penalti innecesario propició la ocasión para que los ‘universitarios murcianos’ consiguieran empatar el partido.

El encuentro no fue muy interesante en general, aunque si empezó muy bien para los intereses rojiblancos ya que justo antes de cumplirse los primeros diez minutos de partido Alex Carmona desde el punto de penalti adelantaba al final al no desaprovechar la oportunidad, 1-0,m.9.

El ‘B’ le dio el balón a UCAM, que tuvo toda la paciencia del mundo en llegar hasta las inmediaciones de Dimitrievski, lo que provocó una primera mitad aburrida y sin grandes ocasiones de gol. El dominio de los universitarios solo provocó un cabezazo de Nono y algunos intentos individuales de Góngora pero sin alterar el ritmo cardíaco de los locales.

En la segunda mitad, fue muy parecida a la primera, el ritmo era cansino y los rojiblancos que siguen notando la ausencia de hombres vitales como Peñaranda, Suley o el motrileño Nico, y la fluidez con el balón no apareció en toda la segunda parte.

Los visitantes se desesperaron con el colegiado, Tekio, sangrando tras un golpe de Clifford, tuvo que estar casi diez minutos fuera del terreno de juego ante las negativas del árbitro a que entrase al considerar que aún no se había cortado la hemorragia, cuando realmente el problema residía en la irritación del labio tras el sangrado, según afirmaron el propio jugador y el fisioterapeuta del equipo al finalizar el encuentro. El lateral tuvo que ser sustituido por Son.

Pasaron los minutos y según se acercaba el final del partido el empuje visitante encerró demasiado al filial, hasta que Pallarés, tras intentar un centro desde la izquierda, penetró en el área rojiblanca de manera habilidosa y fue derribado. El colegiado señaló el punto de penalti y Góngora, anotó un merecido empate para los ‘católicos’ en el último suspiro.

 

Deja una respuesta