COVIRAN GRANADA 90-82 CB DEPORTIVO COÍN. EL LÍDER NO PUEDE EN EL VELETA.

ORDINCOIN
Nacho Ordín trata de anotar ante la oposición de un jugador del CB Coín.

EL COVIRAN GRANADA  Y EL VELETA PUEDEN CON EL LIDER (90-82). EL PABELLÓN VELETA REGISTRÓ UN LLENO HISTÓRICO EN EL DEBUT DE NACHO ORDÍN.

[pullquote]

FICHA TECNICA:
COVIRAN GRANADA 90: Jorge Fernández (12), Oscar Anguita (0), Jaime Medina (3), Jesús Fernández (20),  Álvaro Nogueras (16) – cinco inicial – Berni Castillo (-), Didi García  (9), Nacho Pin (3), Javier Hernández (16), Pablo García (9), Miki Almazán (0) y Nacho Ordín (2). 
CB DEPORTIVO COÍN 82: Juan José Méndez (12), Mario García (1), Juan Vasco (18), Jose Manuel Ballesteros (3), Francisco Robles (21)– cinco inicial – Juan Briales (6), , Sergio Aisa (5), Rojas (6), Mario García (1), , Salvador Méndez (6) y Francisco Méndez (2).
PARCIALES:20-14, 21-20 (41-34 al descanso), 23-18 y 26-30 (90-82 final)
ARBITROS: Inmaculada Jurado y Alberto Ternero, sin eliminados.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vigésima jornada de liga del Grupo D de Liga EBA disputado en el Pabellon Veleta ante 750 espectadores.

[/pullquote]

Se había anunciado el encuentro como “el partido del año” y a buen seguro que no decepcionó a ninguno de los 750 espectadores que abarrotaban el recinto del Zaidín, que vio como quince minutos antes del inicio se colgaba el cartel de “No hay billetes” El rival, el CB Deportivo Coín, líder del grupo y el debut de Nacho Ordín en su regreso a la capital granadina eran alicientes suficientes para que nadie se lo quisiera perder.

Comenzaba el envite con un triple de Álvaro Nogueras, premonitorio del inmenso partido que le aguardaba al gaditano, respondido rápidamente por el visitante Ballester. Los granadinos, conscientes que para labrar la victoria iba a ser necesario empezar desde la defensa entraron muy pronto en “bonus”, un hándicap que no fue aprovechado por los visitantes ya que solo lograron anotar  3 de las 11 veces que fueron a la línea de 4,60. Rebote y rápidas transiciones eran las consignas de Pablo Pin, y se consiguió. Un canasta de Jaime Medina obligaba al técnico malagueño a pedir tiempo muerto a falta de 4:40 y con un marcador de 11-4. Las diferencias fueron aumentando hasta lograr una máxima de once puntos tras canasta de Didi García (19-8, minuto 7). Un reacción visitante redujo la desventaja a seis con la que terminaba el primer cuarto (20-14).

El segundo parcial se iniciaba con un triple de los de Coín, pero la respuesta local fue inmediata, de la muñeca de Pablo García y Nacho Pin salieron sendos triples que, unida a una canasta de Javi Hernández, volvía a colocar las cosas en su sitio (28-17, minuto 13). El debut de Nacho Ordín llegaba a falta de 6:51. Ovación de gala para el oscense, que volvía a vestir los colores rojiverdes. Los malagueños no quisieron sumarse a la fiesta y de la mano de Rojas y Robles volvieron a meterse en el partido (35-30). Pero Didi García (7 puntos en este cuarto) tiró de raza y apoyado en Jesús Fernandez llevaron a su equipo nueve arriba con el concluyó este segundo cuarto (41-32).

El tercer acto tuvo nombre y apellidos: Álvaro Nogueras. El gaditano con once puntos y 4 de 5 en tiros de tres comandó a su equipo hasta una máxima ventaja de 12 puntos, la misma cifra que era necesaria para ganar el “basketaverage” (en Coín se perdió por 11 puntos). Pero el equipo malagueño quiso demostrar el porqué de su liderato y esta vez de la mano de Juanjo Mendez volvieron a recortar diferencias (55-49). El aire fresco insuflado por el movimiento de banquillo de Pablo Pin, dio brío al equipo, y con 4 puntos de Javi Hernández y un triple final de Pablo García volvieron a colocar las diferencias en los doce puntos (64-52).

Poco se movió el marcador en los primeros cinco minutos de este último cuarto, 74-61 tras triple de Jorge Fernández. Comenzaba un nuevo partido de cinco minutos, en los que el marcador final importaba poco, la lucha era por ganar el parcial de estos minutos restantes. Un triple del de Villena colocaba la máxima ventaja del partido (79-63, a 3:54 para el final). Juan Vasco (7 puntos consecutivos) y Francisco Robles (8 de 8 desde la línea de tiros libres) tiraron de galones para impedir que los locales salieran victoriosos en la pelea por el “basketaverage”. Finalmente solo fueron 8 los puntos de diferencia, pero con la impresión de que el equipo sale muy reforzado  tras la victoria, y lo más importante, el haber recuperado las señas de identidad en el juego.

 

Deja una respuesta