CAJASUR CÓRDOBA 30-27 BM MARACENA-STG BUS. ADIÓS A PRIMERA NACIONAL.

Los dos equipos antes de comenzar el partido.

NO PODÍA FALLAR EL EQUIPO DE ESCAÑUELA EN CÓRDOBA ANTE CAJASUR SI QUERÍA SEGUIR CON ESPERANZAS DE SALVACIÓN PERO SU DERROTA Y EL EMPATE DE BM MANZANARES HAN CERTIFICADO SU VUELTA A SEGUNDA NACIONAL.

Ha sido bonito pero muy duro el año que ha vivido el BM Maracena en Primera Nacional, categoría que ayer perdió en la IDM de Fátima, tras caer derrotado por 30-27 ante Cajasur Córdoba BM por 30-27.

El cuadro de Escañuela no tenía mucho más margen de error, y quizá la presión por la situación le hizo no encontrarse cómodo ante un rival que con la permanencia conseguida y una buena racha de resultados se encontró solido en la pista.

En los primeros cinco minutos de partido los maraceneros pudieron mantener el tipo ante el conjunto granate, pero según pasaban los minutos el cuadro cajista fue abriendo brecha en el marcador, que era de cuatro goles a los veinte minutos de partido, 10-6. Reaccionaron los granadinos y redujeron la diferencia hasta un 14-11 al descanso.

En la segunda mitad, la salida de los locales fue definitiva ya que consiguieron con pequeños parciales ir aumentando la ventaja hasta un 24-16, ocho de diferencia que parecían insalvables para un conjunto azulino que decía sus últimas palabras en la categoría.

A pesar de todo, trato de conseguir la remontada, y con un parcial de 0-3 en cinco minutos se colocó 24-19, y otro apretón posterior de 2-4, puso en la recta final un emocionante 26-23, tres goles que al final se mantendrían hasta el final con ese resultado de 30-27.

A pesar de lo que supone esta derrota el equipo de Balonmano Maracena -STG Bus debe sentirse orgulloso de su paso por Primera Nacional, donde en la gran mayoría de los partidos se ha mantenido firme hasta el final de los partidos, por tanto, se marcha con la cabeza bien alta de la competición y a falta de dos jornadas para cerrar el campeonato merece recibir el reconocimiento justo a su gran esfuerzo.

 

 

Deja una respuesta