ATHLETIC DE BILBAO 0 – GRANADA CF 1.

EL GRANADA CF CONSIGUE SU SEGUNDA VICTORIA DE LA HISTORIA EN SAN MAMES GRACIAS A UN GOL DE IÑIGO LÓPEZ QUE ADEMÁS SACA A LOS DE FABRI DE LOS PUESTOS DE DESCENSO.

Mi twitter echa humo, el “güasah”, ni te digo, y la razón no es otra que la magnifica victoria conseguida por el Granada CF en La Catedral del fútbol español, gracias a un gol de cabeza a la salida de un corner del domador rojiblanco Iñigo “Cristo” López, a los33’ de partido, concediendo a Gustavo, hijo de Carlos Martins, el homenaje que un desafortunado lance, no permitió hacerlo frente al RCD Mallorca.

El viaje a Bilbao, era difícil, gran racha de los leones, ocho jornadas sin perder, una estadística demoledora, y aquí es cuando los rojiblancos horizontales se crecen. Para empezar, cambio de indumentaria, blanco con líneas azules ante el pantalón negro y camiseta rojiblanca de unos vascos que sufrieron de lo lindo ante el once que preparó Fabri.

IGHALO OBSERVA COMO ENTRA EL GOL DEL GRANADA. FUENTE: web oficial del Ath. Bilbao.

De inicio variaciones, Dani Benítez con problemas durante la semana y Geijo, se quedaron fuera del once, dando entrada a Ighalo y Yebda el técnico gallego, que genero dudas a un Ath. Bilbao, que se encontró con mucha movilidad arriba con Uche por la derecha, Jara por la izquierda e Ighalo arriba, siempre bien secundados por Martins de enganche y un Mikel Rico, todoterreno, que en su casa, demostró que es un autentico pulmón. Atrás, perfectos, sin problemas y con Diakhaté, Siqueira, Iñigo López y Nyom, incontestables, y haciendo olvidar la ausencia de un hasta hoy imprescindible Diego Mainz.

Con las líneas muy juntas y rapidez y precisión a la hora de montar el contragolpe, el Granada CF, comenzó llegando con peligro, en un lejano pero desviado disparo de Jara. Roberto tuvo problemas en la parte posterior del muslo, para poco después ver como Iñigo se cruzaba más rápido que el AVE ante un disparo de Susaeta. Llorente, lo intento a la media vuelta pero su disparo se marchó por encima de la portería de Roberto, prácticamente inédito hasta el momento, sin duda, y como siempre, el partido le guardaría sus minutos de gloria.

Los chicos de Fabri, seguían sueltos, con ganas de algo más que defender, y llegando arriba con una falta sobre Ighalo, que propicio un lanzamiento de Martins sin demasiada fortuna. Uche lo intento también desde lejos, pero el disparo flojo termino en las manos de Iraizoz. Susaeta quería marcar y lo intento de lejos, pero Roberto bien colocado, comenzó a mandar ese mensaje, que entendieron bien en el Pizjuan. Posiblemente en una de las mejores triangulaciones de los rojiblancos, Jara termino disparando, cuando tenía otras opciones, pero la bola se fue a corner al rechazar un defensor vasco. De ese corner, emergió la cabeza del domador rojiblanco Iñigo “Cristo” López, fue el Ángel exterminador de los leones, que solo pudieron ver, como su magistral cabezazo acariciaba las redes de la meta bilbaína. Los rojiblancos habían obtenido el premio a un gran trabajo. Con esa ventaja y la sensación de poder hacer algo grande se llegó al descanso.

Yebda vio la cartulina amarilla por esta entrada a Iker Muniain. Foto: Web oficial Ath. Bilbao

El Loco Bielsa, realizó un cambio tras el descanso y con el paso de los minutos, los otros dos, con todavía tiempo por delante, el síntoma era claro, algo no funcionaba y es que el dominio del Athletic, eran tan infructuoso como continuado. Entre tanto, el Granada iba a lo suyo, defender y tratar de sorprender a la contra, y la mejor oportunidad la tuvo, posiblemente el mejor de los nuestros, Mikel Rico, que se plantó solo ante Gorka, pero su disparo se fue por poco, la asistencia fue de Martins. El Granada hizo cambios, entraron la dupla Benítez y Geijo, y se fueron Jara e Ighalo, de manera escalonada.

Y llegaron los momentos del “Gato” Roberto, respondió a una falta lateral envenenada desviando el cuero a saque de esquina, que terminó en un remate al que de nuevo el arquero rojiblanco, respondió con una parada soberbia. La sentencia la tuvo Benítez, pero su disparo lo atrapó Gorka Iraizoz. Entre tanto la grada seguía recriminando al colegiado un posible penalti, sobre el “Bart Simpson” Muniain, que cayó en el área entre Iñigo López y Yebda, el argelino se lleva el cuero, y el penalti no existe, aunque Iñigo toca levemente al menudo jugador vasco, pero no como para caer de esa manera en el área.

Fabri en el banquillo de San Mames. Foto: Web oficial del Ath. Bilbao.

El final estaba cerca, y la tablilla nos regalo una dosis extra de sufrimiento, cinco minutos, que solo sirvieron para refrendar el trabajo de Roberto, que mantuvo el tipo, en una jugada dentro del área, ante un remate rival, que atajo a menos de un metro. Era la señal, y el partido esta finiquitado, lastima que Geijo, no acertara en una última ocasión, y pusiese la guinda, a una victoria tan trabajada como merecida, que refuerza la moral de los de Fabri, y que provoca la salida de los rojiblancos de la zona de descenso.

 

 

Deja una respuesta