ALEGRE TRAGO DE COPA EN LA COSTA DEL SOL, 1-2.

UN GRANADA EFICAZ SUPERÓ AL MÁLAGA CON DOS LATIGAZOS EN LA PRIMERA PARTE OBRA DE FEDE VICO Y JORGE MOLINA. SUPO AGUANTAR EL CONJUNTO ROJIBLANCO EL RESTO DEL PARTIDO A PESAR DEL INTENTO MALAGUEÑO POR EQUILIBRAR EL CHOQUE EN LA RECTA FINAL TRAS UN TANTO DE CAYE QUINTANA.

El Granada se clasificó para los octavos de final de la Copa del Rey al ganar por 1-2 a un combativo Málaga, en un partido en el que los granadinos, semifinalistas de la pasada edición del torneo, se mostraron muy efectivos en un clásico duelo andaluz en el que los malaguistas reaccionaron muy tarde.

El equipo de Diego Martínez cimentó su victoria en una primera parte muy seria y en la que le valieron dos goles en doce minutos, de Fede Vico en el 16 y Jorge Molina en el 28, mientras que el Málaga, que lucha en Segunda por meterse en la pelea por el ascenso, llegó tarde a un partido en el que acortó distancias por medio de Caye Quintana a un cuarto de hora del final.

Los dos equipos se presentaron con numerosos cambios en la alineación titular, aunque el Granada no lo acusó al sentirse muy cómodo en el campo, donde de inicio dominó sin excesivos problemas a un Málaga algo temeroso.

Las acciones de peligro, a pesar de ser superior el conjunto granadino, no llegaban, hasta que recién superado el primer cuarto de hora cambió el escenario con el primer tanto de los rojiblancos en una falta muy protestada por los malaguistas y cometida por el defensa venezolano Alexander González al borde del área.

El centrocampista del Granada Fede Vico aprovechó la horrible colocación de la barrera malaguista y, por bajo y después de que el balón tocara en el local Escassi, batió al guardameta Juan Soriano.

Con el 0-1, el Málaga dejó atrás el respeto e inició la búsqueda del empate, pero le resultó imposible porque, en otra transición del Granada, un pase del lateral Soro permitió al veterano delantero Jorge Molina, solo en el punto de penalti, lograr el segundo y ponérselo muy difícil a los blanquiazules.

Tras el descanso, hubo cambios en el conjunto malaguista con la entrada de dos delanteros, Caye Quintana y el argentino Pablo Chavarría, por Orlando Sá y Ramón Enríquez para intentar cambiar la tendencia negativa.

Un lanzamiento del centrocampista francoargelino Yanis Rahmani, que despejó el guardameta Aarón, fue lo más reseñable del Málaga, que merodeó algo más el área de un Granada que jugaba a su ritmo, sin hacer más daño y durmiendo el partido.

Parecía que el encuentro estaba finiquitado, pero el delantero Caye Quintana puso el suspense a los 76 minutos, cuando remató de cabeza una falta y el balón, tras dar en el poste, entró en la portería granadinista para hacer el 1-2.

A los malaguistas les quedaba el último cuarto de hora más el tiempo añadido para intentar igualar la eliminatoria y forzar la prórroga, pero el equipo rojiblanco hizo cambios con los que ganó oxígeno y, aunque sufrió al final, amarró el triunfo y la clasificación para los octavos de final.

Ficha técnica:

1 – Málaga: Soriano; Alexander González, Escassi, Juande, Mejías; Rahmani (Joaquín Muñoz, m.57), Ramón Enríquez (Caye Quintana, m.46), Quintana (Luis Muñoz, m.74), Jairo; Jozabed (Cristian Rodríguez, m.68), Orlando Sá (Chavarría, m.46).

2 – Granada: Aarón; Foulquier, Nehuén, Vallejo, Pepe (Montoro, m.85); Milla (Domingos Duarte, m.85), Eteki, Puertas, Fede Vico (Yangel Herrera, m.67); Soro (Kenedy, m.56), Jorge Molina (Soldado, m.67).

Goles: 0-1, M.16: Fede Vico. 0-2, M.28: Jorge Molina. 1-2, M.76: Caye Quintana.

Árbitro: Del Cerro Grande (Comité Madrileño). Amonestó al local Juande (m. 78).

Incidencias: Partido correspondiente a la eliminatoria de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, disputado en el estadio de La Rosaleda de Málaga a puerta cerrada.