ALCARAZ: «NOS HA FALTADO, CHISPA, INTENSIDAD Y OTRAS MUCHAS COSAS».(audio).

EL TÉCNICO GRANADINO NO PONE PAÑOS CALIENTES A LA DERROTA DE LOS SUYOS Y CRITICA LA FALTA DE INTENSIDAD DE SUS JUGADORES, ESPECIALMENTE TRAS LA EXPULSIÓN DEL JUGADOR BLANQUIAZUL.


El entrenador del Granada, Lucas Alcaraz, ha afirmado después de la derrota en Cornellà-El Prat que «a raíz de la expulsión el Espanyol ha redoblado sus fuerzas, se han replegado y ya sabíamos que era un equipo de contraataque y de balón parado«.

El técnico ha confesado que no han sabido frenar al conjunto blanquiazul: «Lo mejor ha sido nuestra primera media hora (antes de la tarjeta roja a Víctor Álvarez), estábamos controlando bien el encuentro. Después hemos intentado varias soluciones individuales, pero no hemos conseguido ninguna solución colectiva«.

La autocrítica de Lucas Alcaraz reinó en su comparecencia. «Nos ha faltado chispa, intensidad y muchas otras cosas. Ellos han sido más fuertes y han aprovechado el balón parado. Debemos ser más competitivos, tener mucha más intención, es lo que nos ha faltado hoy«, ha subrayado.

Aguirre en la banda durante el partido. Foto: RCD Espanyol.

AGUIRRE: «EL EQUIPO NO SE DESCOMPUSO TRAS LA ROJA, Y SIGUIÓ PELEANDO A RABIAR».

El entrenador del Espanyol, Javier Aguirre, ha afirmado tras la victoria ante el Granada que su equipo «no se descompuso tras la roja a Víctor Álvarez, bien expulsado porque era el último hombre, siguió peleando a rabiar y no les puedo pedir más, el panorama era bastante oscuro«.

«Estoy muy contento con el trabajo de los jugadores, su entrega nos deja satisfechos. El bloque nunca ha dado la sensación de fragilidad. Ojalá mantengamos esta línea porque estamos en el camino correcto. Son números parecidos a los de la primera vuelta y queda menos Liga, estamos en la guerra«, ha explicado el mexicano.

El preparador blanquiazul, además, ha valorado las opciones del equipo ante una hipotética lucha por la séptima plaza, que daría acceso a Europa: «El Espanyol tiene 29 puntos y faltan 15 partidos. El panorama no es malo. Veremos de qué estamos hechos y qué fuerzas y restos tenemos. En febrero no se decide nada«.

Por otro lado, Aguirre ha agradecido a la afición «que venga un viernes por la noche, intentamos que se vayan contentos a casa«. Además, un sector de la grada ha respaldado personalmente al entrenador: «Las muestras de cariño hacia mi persona son agradables porque sientes su aliento y que valoran tu trabajo«.

Finalmente, el entrenador ha explicado cómo ha sido su reencuentro con el árbitro Iglesias Villanueva. Competición castigó con cuatro partidos tras decir al colegiado «esto es amarilla, hijo de puta«. «Aprendí la lección. Aunque mantengo que dije esa palabra muchas veces, pero no a él«, ha aseverado Aguirre.

Deja una respuesta