ADIOS A LA COPA ANTE EL OVIEDO, 1-0.

El Real Oviedo eliminó al Granada y pasó a la tercera ronda de Copa del Rey gracias a un tempranero gol de Luengo. Los rojiblancos volvieron a ceder en el Carlos Tartiere, como ya hicieron en Liga, y continuan su calvario fuera de casa

El Real Oviedo selló el pase a la tercera ronda de Copa del Rey gracias a un tempranero gol de Luengo y a los reflejos bajo palos de Tomeu Nadal, contra el que se estrelló una y otra vez un Granada que nada pudo hacer ante el momento dulce del conjunto dirigido por Álvaro Cervera.

Solo hicieron falta ocho minutos de partido para comprobar que el Oviedo está de dulce, y es que solo necesitó un saque de esquina botado por Koba y un remate entre los tres palos, de cabeza y de Oier Luengo, para adelantar a los carbayones en la eliminatoria.

Jonathan Silva contra Lucas y Bryan frente a Dani Calvo intentaron hacer sus propias jugadas en profundidad, pero la primera acabó en saque de esquina y la segunda, demasiado larga, en las manos de Tomeu.

Fue en torno a la media hora de juego cuando entre Jorge Molina y Soro llevaron verdadero peligro al área rival, pero el disparo de Bryan tras recortar a su marca en la derecha lo atajó sin problema Tomeu debido a lo flojo que le salió al atacante rojiblanco.

Mángel dio réplica en un Oviedo que no renunció a meter a los de Paco López en su área, y aunque ninguna jugada acabó en ocasión de gol, dos robos del mediocentro del filial pusieron en verdaderos aprietos a la zaga nazarí.

Un despiste de Perea justo antes del descanso estuvo a punto de suponer el segundo del conjunto local, pero el disparo de Viti tras robársela al centrocampista e irse de Víctor Díaz se fue fuera, por muy poco.

López agitó el avispero dando entrada a Rochina y a Callejón, y primero Soro y luego el propio Callejón intentaron la igualada con sendos disparos claros en el área, pero en ambas ocasiones, la primera de puños y la segunda con los pies, Tomeu Nadal mantuvo la puerta azul a cero.

El arquero oviedista volvió a salvar a los suyos, para desesperación del Granada, en un saque de esquina en el que la peina Víctor Díaz y en el que fusila Molina, estrellándose por enésima vez contra los reflejos bajo palos del manacorí.

Marcelo Flores no supo materializar a la contra, y el Granada, cada vez más ahogado por el tiempo, acabó de condenarse en una contra al quedarse con uno menos por la roja directa mostrada a Miguel Rubio, expulsado en su intento de frenar a Obeng a la contra.

En el añadido la tuvo Víctor Díaz, pero su disparo desde la frontal se fue alto y con él todas las aspiraciones de forzar la prórroga del Granada.

Ficha técnica:

1 –. Real Oviedo: Tomeu Nadal; Lucas, Luengo, Dani Calvo, Bretones; Viti (Hugo Rama, m. 82), Mángel (Luismi, m. 82), Jimmy, Borja Sánchez (Marcelo Flores, m. 60); Koba (Álex Cardero, m. 60) y Obeng (Bastón, m. 90)

0 – . Granada: Adri López; Quini, Miguel Rubio, Víctor Díaz, Jonathan Silva (Ricard Sánchez, m. 82); Bodiger (Callejón, m. 46), Petrovic (Ozuni, m. 73); Bryan (Sergio Ruiz, m. 73), Soro, Alberto Perea (Rochina, m. 46); y Jorge Molina.

Árbitro: Hernández Maeso (Colegio extremeño). Amonestó a los locales Koba (60′), Bretones (68′) y Jimmy (90′) y a los visitantes Jonathan Silva (75′), Miguel Rubio (roja directa 85′), Víctor Díaz (86′) y Molina (90+4)

Goles: 1-0, M. 8: Luengo.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda ronda de Copa del Rey disputado en Carlos Tartiere (Oviedo) ante 12.724 espectadores.