A OTRA RONDA CON DEMASIADO SUSPENSE Y TRAS UNA PRÓRROGA, 2-3.

El equipo nazarí tuvo que remontar un 2-0 ante un rival que ese quedó con diez en el minuto 50. Adrián Ramos fue el jugador más importante de los rojiblancos al anotar dos goles.

El Granada tuvo que esperar hasta la prórroga para remontar un 2-0 contra L’Hospitalet, que se quedó con diez jugadores desde el minuto 50, en el estadio municipal de la localidad gracias a un doblete de Ramos y otra diana de Soldado.

Ripoll adelantó al anfitrión a los once minutos de partido en la primera posesión clara. La jugada arrancó con un centro desde la banda izquierda, un compañero peinó el balón y el delantero batió a Aarón. Hasta entonces, el Granada se había adueñado claramente del balón en el Municipal de L’Hospitalet.

El cuadro andaluz presionaba a los locales con la esperanza de forzar un error en su salida de balón. De todos modos, L’Hospitalet resistía sin conceder ocasiones claras. El Granada no lograba imponer su fútbol y, además, a la media hora se lesionó Herrera. Entró Soldado en su lugar.

L’Hospitalet insistía buscando el segundo. En el minuto 39, una contra estuvo cerca de convertirse en el segundo tras un pase de Ripoll a Expósito, que no conectó por muy poco. Al final, se llevó el premio: en el 44, un saque de esquina de Canario fue rematado de cabeza por Diego Martínez y puso un sorprendente 2-0 en el luminoso.

En la reanudación, el guión del choque cambió completamente en cinco minutos. Ramos se plantó delante del portero y, antes del remate, Parera derribó al futbolista: penalti y tarjeta roja para el defensa. El colombiano fue el autor de lanzar la pena máxima y logró el 2-1 con precisión.

El Granada insistía y estuvo cerca de forzar el empate en el 57. Eudald despejó bajo palos y evitó el segundo del conjunto andaluz. El choque ahora presentaba más alternativas y menos orden. El equipo de Primera buscaba la remontada y el de Tercera intentaba amarrar el resultado ante una afición entregada.

La presión del bloque granadino cuajó con el 2-2 de Soldado en el minuto 79 tras un centro de Machís. Su derechazo desmontó a un rival que estaba pagando caro jugar con un futbolista menos durante casi toda la segunda mitad. En 86, también Soldado pudo firmar el tercero, pero el balón no pasó por completo la línea de fondo.

El choque acabó en prórroga, después de que el colegiado expulsara al técnico y a otro miembro del cuerpo técnico de L’Hospitalet. La épica del cuadro local duró poco: Ramos, en el 96, mandó a la cruceta con la cabeza un balón imposible para Aliaga. El pulso ya era muy complicado para el conjunto catalán.

El anfitrión reclamó penalti en el tiempo de descuento, pero el colegiado no señaló nada y sacó otra tarjeta roja al banquillo local. El desgaste físico y jugar con uno menos imposibilitaron cualquier posible remontada, aunque L’Hospitalet dejó una buena imagen en la Copa del Rey.

[su_note note_color=»#ffffff» text_color=»#259a11″ radius=»4″]Ficha técnica: 2.-L’Hospitalet: Adrià Aliaga; Bruno, Diego, Adrià Parera, Moha; Ton Ripoll, Martí Soler (Reina, min.91), Cristian, Eudald; Canario (Fornés, min.52) y Manuel Expósito (Ekedo, min.58).

3.-Granada: Aarón; Martínez (Ismail, min.77), Álex Martínez, Eteki (Montoro, min.103), Pepe; Azeez, Herrera (Soldado, min.31), Isma (Antonio Puertas, min.46), Mario; Machís y Ramos.

Goles: 1-0, min.11: Ripoll; 2-0, min.44: Diego; 2-1, min.52: Ramos; 2-2, min.78: Soldado; 2-3, min.96: Ramos.

Árbitro: Cuadra Fernández (comité balear). Expulsó Adrià Parera (min.50), Jonathan Risueño (min.90). Amonestó a Adrià (min.45), Machís (min.58), Ekedo (min.90), Soler (min.90), Reina (min.98).

Incidencias: Partido correspondiente a la primera ronda de la Copa del Rey disputado en el Municipal de L’Hospitalet ante 6.500 espectadores.[/su_note]

Deja una respuesta