BUENAS SENSACIONES PARA COVIRAN GRANADA A PESAR DE LA DERROTA EN ZARAGOZA, 89-88.

Los rojinegros pierden por un punto a pesar de las numerosas bajas ante Casademont Zaragoza.

Derrota del Coviran Granada en su visita a Calatayud por 89-88 ante el Casademont Zaragoza. El partido se movió en medio de un intercambio de canastas y parciales, pero los locales hicieron valer su poderío interior ante las bajas de Petit Niang, David Iriarte y Cristiano Felicio, además de las de Lluís Costa y Dejan Todorovic, que tuvo que pedir el cambio en el primer cuarto al notar molestias en su rodilla. A pesar de ello, el choque se decidió en un final a cara o cruz que decidió un tiro libre local.

Saltó más acertado el Casademont Zaragoza al parqué del polideportivo de Calatayud y suyas fueron las primeras ventajas del partido gracias al acierto de Santi Yusta y Jessup, que colocaron el 8-2 en el marcador. El Coviran Granada reaccionó por medio de Christian Díaz, Noah Starkey y Pere Tomàs, que igualaron a 8 hasta que un triple de Luke Maye le dio al equipo de Pablo Pin la primera ventaja del choque (8-11). El conjunto maño le dio la vuelta al resultado en los últimos minutos gracias a su poderío físico interior y pudo acabar el primer cuarto por delante (21-15).

Los triples de Christian Díaz, Jacobo Díaz y Ramón Vilà en el inicio del segundo acto ajustaron el resultado hasta el 27-23, aunque una canasta a aro pasado de Sant-Roos obligó a Pablo Pin a solicitar tiempo muerto (29-23). El segundo triple de la tarde de Luke Maye permitió al Coviran Granada regresar al parqué con acierto.

Un nuevo triple de Pere Tomàs y otro más del ala-pívot estadounidense colocaron al equipo de Pablo Pin por delante y esta vez el tiempo muerto fue de Martin Schiller (29-32) tras un parcial de 0-9. Los locales no tardaron en reaccionar y un parcial de 8-0 les dio ventaja de nuevo. Los rojinegros sumaron gracias a Noah Starkey y Jacobo Díaz, pero el Casademont Zaragoza llegó a la estadía por delante (43-36).

Le sentó bien al Coviran Granada el paso por vestuarios y los puntos de Jacobo Díaz, Alex Renfroe, Christian Díaz y Ramón Vilà pusieron a los visitantes por delante (47-48). Los rojinegros continuaron en estado de gracia y un 2+1 de Luke Maye colocó el 52-56 en el electrónico. El Casademont Zaragoza reaccionó de la mano de Santi Yusta que, con 9 puntos seguidos, permitió a su equipo empezar el último acto por delante (68-60).

Un parcial inicial de 4-0 con dos canastas de Frankie Ferrari obligó a Pablo Pin a parar el cronómetro (72-70). El Coviran Granada reaccionó a lo grande y dos triples de Luke Maye y Alex Renfroe provocaron ahora el tiempo muerto local (76-72). Un nuevo triple del base situó a los visitantes a dos puntos (79-77) y siete puntos seguidos de Maye volvieron a darle el mando del choque al equipo de Pablo Pin (81-84) a 3:12 para el final.

El conjunto maño reaccionó y, finalmente, se llevó la victoria en un final ajustado por 89-88.

PABLO PIN: «ESTOY CONTENTO, POCO A POCO VAMOS MEJORANDO».

El técnico de Coviran Granada se mostró contento a la conclusión del partido y comentó que el duelo ante Zaragoza fue «un partido bonito, con buena anotación. El inicio no ha sido bueno, pero a los dos o tres minutos hemos sido capaces de hacer un juego continuo. Algún problema de faltas nos ha hecho tener deficiencias. En la segunda parte el esfuerzo físico del equipo ha estado muy bien, estoy contento y la valoración es positiva. Poco a poco vamos mejorando