EL ‘B’ CON TENORIO EN EL BANQUILLO CEDE EN LA NUEVA CONDOMINA, 2-1.

EL FILIAL PIERDE ANTE EL REAL MURCIA CON DAVID TENORIO EN EL BANQUILLO. DOS GOLES DE BORJAS DAN AL EQUIPO GRANA TRES PUNTOS QUE METEN AL FILIAL EN UNA MALA RACHA DE RESULTADOS.

[pullquote]FICHA TÉCNICA:

Real Murcia CF: Diego Rivas (2); José Ruiz (2), Pumar (1), Sobregrau (1), Golobart (2), Diego Benito (1) (Alarcón (1), 66´), Titi (1), Javi Saura (1) (Iru (1), 83´), Borjas Martín (2), Armando (1), Isi (1) (Paris (1), 75´). Banquillo: Simón, Morante, Pérez, Sáenz
Granada CF. B:
Pol Ballester (2); Antonio (1) (Malle (2), 46´), Tomas (1), Pawel (1) (Entrena (1), 71´), Hugo Gomes (1), Navarrete (2), Corozo (1), Llonch (1), Nierga (1), Cliffordd (1) y Matheus (1) (Luis Suárez (2), 60´). banquillo: Estupiñan, Tanis, Karisic, Adri,
GOLES:
1-0 (25´) Borjas Martín. 2-0 (69´) Borjas Martín. 2-1 (78´) Malle.
ÁRBITRO:
Carbonell Hernández, auxiliado por Pérez Navarro y Ródenas Martínez (Comité Valenciano). Amarillas a Paris, Titi, José Ruiz; Matheus, Pawel, Tomás y Luis Suárez. Roja a Diego Benito (91´).
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la jornada siete de la Segunda División B en su grupo IV, disputado en el Estadio Nueva Condomina ante unos 4281 espectadores, terreno de juego en buenas condiciones en una tarde primaveral.
[/pullquote]

El Granada B no pudo doblegar a un Real Murcia que no cuajó un gran partido pero que supo ser más efectivo que su rival. El cuadro local estuvo mejor en la primera mitad, en la que pudo romper el partido. Borjas Martín volvió locos a los centrales granadinos, que apenas pudieron pararlo, y anotó un doblete decisivo. Los pimentoneros bajaron la intensidad con el 2-0 y ahí sí el Granaba B espabiló y a punto estuvo de igualar la contienda.

Salió excesivamente relajado el Granada B de Tenorio, técnico del filial ayer tras el paso de Planagumá al primer equipo por el cese de Paco Jémez. Así, los nazaríes vieron como el Real Murcia aprovechaba esa pasividad para llegar y poner en aprietos a un Pol Ballester que tuvo que responder ya en el minuto tres a un disparo de Titi que, a media altura, puso en aprietos al cancerbero granadino.

El filial nazarí apenas daba dos pases seguidos y perdía el cuero, y esto lo aprovechaba el equipo grana para meter balones en profundidad a un Borjas Martín que buscaba la espalda de Pawel y Hugo Gomes. El equipo local había salido mejor y con el Granada B anestesiado, Borjas Martín tuvo un balón escorado en el área pequeña que empalmaría una volea que Pol despejaría a corner cuando los aficionados ya cantaban gol.

La puesta en escena de los granas había sido demoledora pero el Granada B comenzaba a quitarse el dominio de encima. Navarrete empezó a conducir mas la pelota y Matheus desbordaba por banda. La primera aproximación con peligro para los andaluces llegó en el minuto 12; el lateral Tomás rompió por el medio y se plantó en la frontal del área, donde dispararía parando Rivas.

El partido se abría cada vez más, pues los granadinos se quitaban el corsé y Clifford había comenzado a cogerle el pulso al partido. Con todo, el Real Murcia fue más eficaz y un balón de Golobart a Titi le permite a éste marcharse en velocidad y centrar pasado al segundo palo, donde apareció Borjas Martín para rematar al fondo de la red. El gol cambio el discurrir del partido; el Granada B tenia que apretar y sobre todo adelantar líneas porque lo que estaban haciendo les era insuficiente para empatar. Pero eran todo intenciones pues los granadinos se perdían cuando llegaban a la línea de tres cuartos.

Tras el paso por vestuarios, el Granada B tenía que cambiar la hoja de ruta o no iba a conseguir modificar el resultado. La entrada de Ali Malle por Antonio decía bien a las caras que el filial quería asumir más riesgos. Pero lo que se encontró es que el Real Murcia de nuevo dominaba y además creaba ocasiones, pues la movilidad de Borjas Martín e Isi en banda izquierda creaban espacios que al Granada B le costaba horroresdefender. Borjas Martín, de nuevo protagonista, no aprovechaba por poco un fallo de Pol Ballester en el control de balón para de espaldas y chilena enviar el cuero al larguero.

El filial no conseguía poner orden en su juego, no podía llevar el peso y no tenía presencia en ataque. Así, el Murcia parecía asestar el golpe definitivo con el 2-0 en un balón de Isi para Titi a banda derecha, donde el extremo centró y Borjas Martín, entrando desde atrás, cruzó el disparo marcando el segundo. El partido, cuando más tranquilo estaba, tuvo el cambio de guión inesperado pero deseado por el filial, y en un balón que no despejado por la zaga se le queda muerto a Malle que dispara cruzado haciendo el 2-1. El partido, tras el gol, se volvió tosco, con parones y muchas faltas. El filial achuchó de lo lindo en esos 20 minutos finales, pero no obtuvo la recompensa esperada.

Deja una respuesta