DIEGO MARTÍNEZ: «ESTUVIMOS A UN GRAN NIVEL EN LA SEGUNDA PARTE».

El entrenador del Granada, Diego Martínez, dijo que «el acierto es la llave del fútbol», tras la victoria lograda por su equipo este sábado ante el Deportivo Alavés (3-0), y citó como clave del choque el 1-0 marcado por Carlos Fernández.

«El gol te da mucha confianza, fuerza, convicción. La primera parte estaba igualada, con poco ritmo de juego, lo habitual ante un rival fuerte que tuvo sus opciones y que como te equivoques te hace daño», explicó en rueda de prensa Diego Martínez.

«La jugada del 1-0 es muy buena, el equipo estuvo a un nivel muy bueno en la segunda parte y mereció la victoria, pero hay que trabajar mucho los partidos», añadió Diego Martínez, quien cree que con el 3-0 «se refuerza la idea de la importancia de la portería a cero» ya que cuando el equipo no recibe gol tiene «muchas más opciones de ganar».

El entrenador del Granada destacó cómo su equipo «sigue luchando ante las adversidades», citando entre estas las lesiones de Fede Vico y Ángel Montoro durante la semana y de Joaquín Marín ‘Quini’ en el primer tiempo del choque.

«Tenemos 24 puntos, volver a ganar tiene que reforzarnos a todos porque ha sido una semana dura, somos un boxeador que sabemos encajar los golpes», agregó el preparador gallego, quien tiene claro que «el resultado lo valida todo».

«Somos igual de buenos o de malos que hace una semana y que hace quince pero estoy seguro de que somos muchos mejor equipo en intangibles como cohesión, estar unidos en la adversidad y seguir perseverando aunque no lleguen los resultados», sentenció.

El entrenador del Granada fue contundente al afirmar que «va a costar un huevo de paloma y parte del otro volver a ganar un partido» y dijo que ante estas últimas lesiones les va a tocar «reinventarse otra vez».

LESIÓN DE QUINI

«No sé lo que es, no sabemos aún lo que tiene pero no tiene buena pinta«, dijo Diego Martínez sobre Quini, que tuvo que abandonar el partido en el primer tiempo tras apoyar mal la pierna izquierda al realizar un disparo.

Diego Martínez dedicó la victoria lograda por el Granada ante el Alavés (3-0) «a Quini y a todos los lesionados del equipo» y dijo que perder al lateral fue «un palo anímico durísimo» del que los suyos fueron capaces de recuperarse.

Deja un comentario