DIEGO MARTÍNEZ: «QUEREMOS GANAR Y CONFIAMOS EN NUESTRAS POSIBILIDADES».

El entrenador del Granada, Diego Martínez, confía en que los suyos puedan hacer el partido que quieren y que les interesa para poder superar este sábado al Atlético de Madrid, un conjunto que es «un equipo en mayúsculas» y que cuenta con «una de las mejores plantillas de Europa».

Martínez explicó este viernes en rueda de prensa que el cuadro ‘colchonero’ «es un equipo muy completo, con gran riqueza táctica y que tiene un plan de partido para cada partido», y destacó su «tremendo espíritu competitivo», por lo que «cada duelo individual» será «una batalla»

«Estamos encantados de poder competir este partido ante los nuestros en Los Cármenes. Queremos ganar y confiamos en nuestras posibilidades«, agregó Martínez, quien fue claro sobre lo logrado por su rival en los últimos tiempos: «Pasarán los años y se recordará al Atlético del Cholo como un conjunto que ayudó a hacer más grande a uno de los grandes».

Tras recibir siete goles en los tres últimos choques, Martínez es consciente de que les tiene que ocupar «encajar menos», ya que «en los tanteos bajos» tienen «más posibilidades de ganar» por lo que necesitan «volver a tanteos de portería a cero».

No obstante, dejó claro que todos en la plantilla creen en lo que hacen y que están «cada vez más cerca de volver a ganar partidos y a sumar puntos».

«Somos un equipo que vivimos de los detalles, del límite que hay en el acierto que puede dar una victoria o no», admitió el entrenador, quien dijo que el aficionados que vaya este sábado al estadio «sabe que va a tener que competir con el equipo» porque se miden «a un grande» con el que cree que no se puede comparar su Granada

«Ojalá algún día podamos parecernos a un equipo tan competitivo como este Atlético. Con nuestros recursos tratamos de sacar partidos a nuestras fortalezas pero no nos podemos comparar por la diferencia que hay en lo económico, aunque yo intento aprender de los mejores y el Atlético y el Cholo son de los mejores del mundo«, aseveró.

Deja un comentario