DERROTA INJUSTA EN EL MOLINON DE UN GRANADA SIN GOL, 1-0.

UN GOL DE DJURDJEVIC A LOS 11″ SUPUSO UN GOL INSUPERABLE POR EL GRANADA DE DIEGO MARTÍNEZ QUE PUSO SOBRE EL CÉSPED TODO LO NECESARIO PARA SUPERAR AL RIVAL PERO LE FALTÓ LO MÁS IMPORTANTE EL GOL. LA PLAZA DE ASCENSO DIRECTO SE PUEDE PERDER ESTE FIN DE SEMANA.

El factor suerte tiene una influencia imposible de calcular pero en el mundo del fútbol tener o no suerte es fundamental y hoy el Granada CF no ha tenido absolutamente la fortuna de espaldas.

11″ le han bastado al Sporting para ganarle al Granada, ya que ese fue el tiempo que empleó el equipo de José Alberto desde el saque inicial hasta perforar la portería de Rui Silva, con un pelotazo en largo de Babín, una prolongación de cabeza y un perfecta carrera entre los centrales granadinistas del delantero rojiblanco para fusilar al arquero portugués, 1-0 y a vivir de las rentas.

El Granada había saltado al césped con el mismo once que hizo algo parecido la semana anterior ante el Málaga, y ahora lo sufría en sus propias carnes, había que cambiar el guión establecido y era necesaria una versión más ofensiva de la que el club de la Ciudad de la Alhambra no tiene acostumbrados. Y esa imagen apareció.

FICHA TÉCNICA:

1.-Real Sporting de Gijón: Mariño; Geraldes, Peybernes, Babin, Molinero; Traver, Cofie, Nacho (Cristian Salvador min 68), Aitor (Ivi min 65); Djurdjevic (P. Pérez min 80) y Álex Alegría
0.-Granada: Rui Silva, Germán, Víctor, Martínez, Quini, Montoro, Puertas, Fede (Pozo min 88), Ojeda (Vadillo min 53), Vico (Rodri min 74) y Adrián Ramos.


Gol: 1-0 Djurdjevic (11″)

Árbitro: Sagués Oscoz. Mostró tarjetas amarillas a Montoro (m 15), Djurdjevic (m, 41), Fede Vico (m, 49), Molinero (m, 55), Víctor Díaz (m, 56), Traver (m, 78), Adrián Ramos (m, 83), Cofie (m, 86).

Incidencias: 20.052 espectadores

Hasta el descanso sobre el césped de El Molinon-Enrique Castro ‘Quini’ solo hubo un equipo, ese fueron los de gris, color que hoy tenía la casaca granadina, que tuvo opciones de gol con un remate en tijera de Víctor Díaz, un cabezazo de Antonio Puertas y otra también de cabeza del pichihi rojiblanco que se topo con el larguero de la portería local. Incluso Ramos pudo volver a poner las tablas pero su disparo no dio ningún problema a un seguro Mariño. Rui Silva también tuvo que intervenir en alguna ocasión pero sin mucha exigencia.

Tras el descanso, y después de un cuarto de hora algo alterno, de nuevo el domino y el control fue para los andaluces, que tuvieron de nuevo en Puertas a su hombre más incisivo ante la ausencia de peligro del colombiano Adrián Ramos. Un disparo cruzado del pichihi visitante lo sacó con la yema de los dedos Mariño.

El Granada continuó hasta el final con al presión , el robo rápido de balón y las llegadas a las inmediaciones del área local, pero ahí terminaban sus intentos en ocasiones por el buen hacer de la zaga sportinguista y en otras por la falta de claridad granadinista.

Hubo cambios, como el de Vadillo que le dio aún más verticalidad, o las entradas algo tardías de Rodri y Pozo que no aportaron nada mejor, se consumieron los minutos, incluso los cuatro de añadido pero no era el día del Granada y su divorcio con el gol es más que evidente.

Al final alegría de una afición que con la racha de los suyos ve más cerca la opción de alcanzar los playoffs de ascenso, mientras que pesimismo en la parroquia visitante, que a pesar de ser mejor y jugar por momentos muy bien tiene su talón de Aquiles en el gol. Si el Albacete de Ramis no falla el domingo a las 12:00 de la mañana ante el Elche en el Carlos Belmonte, el Granada perderá su posición de ascenso directo.

Deja un comentario