EL GRANADA DE DIEGO MARTÍNEZ TRANSMITE BUENAS SENSACIONES.

CON CINCO VICTORIAS EN LOS ÚLTIMOS SEIS PARTIDOS EL EQUIPO DEL TÉCNICO DIEGO MARTÍNEZ  TRANSMITE A LA AFICIÓN NO SOLO RESULTADOS Y PUNTOS SINO TAMBIÉN BUENAS SENSACIONES QUE SE ESPERA TENGAN RESPUESTA EN LA GRADA EN EL PRÓXIMO PARTIDO.

Javier Aguilera.EFE.-El Granada se ha asentado en la zona alta de la clasificación tras lograr cinco victorias en los seis últimos encuentros, buenos resultados que vienen acompañados de unas sensaciones muy positivas que han renovado la ilusión de una afición que está volcada con el equipo que dirige Diego Martínez.

Tras una pasada campaña decepcionante, de altas exigencias y pobre rendimiento en el regreso a Segunda División, el equipo rojiblanco sí está siendo capaz esta temporada de codearse con los mejores conjuntos de la categoría y acumula ya dos jornadas seguidas segundo, puesto de ascenso directo a la máxima división.

Lo ha logrado tras vencer cinco de los seis últimos partidos, el más reciente este domingo en Reus (1-2), con una propuesta de fútbol atractiva que ha llevado al Granada a ser el máximo goleador de la categoría con dos tantos de media por choque, cifras anotadoras que son récord de la entidad en décadas.

El gran responsable de este sensacional rendimiento es Diego Martínez, un técnico joven formado en Granada que ha sabido ganarse con su discurso y sus métodos a una plantilla corta pero versátil que aglutina veteranía, juventud y calidad a partes iguales, y que está ofreciendo un gran rendimiento.

Y es que más allá de los resultados, las sensaciones que transmite este Granada son muy positivas, mostrando jerarquía y empaque en los encuentros, y siendo capaz de superar situaciones adversas.

Ante Extremadura y Reus, por ejemplo, se rehizo tras los empates y los minutos de acoso de los rivales para irse arriba y acabar ganando en los campos de ambos.

El conjunto granadinista, además, está mostrando una riqueza táctica inhabitual. Es capaz de usar, casi siempre con buen resultado, varios dibujos a lo largo de un encuentro y en los tres últimos partidos ha utilizado de inicio tres esquemas tácticos diferentes.

Cierto es que los rojiblancos aún no se han visto las caras con los gallos de la categoría. Siete de los ocho equipos ante los que ha jugado están ubicados de mitad de la clasificación hacia abajo, y ante el único que está en la zona alta, el Deportiva de la Coruña, sufrieron su única derrota en Liga.

Mallorca el próximo domingo y Alcorcón en la siguiente jornada, ambos también en posiciones de cabeza, aparecen ahora en el calendario como pruebas de fuego para un Granada que ha dejado atrás malos tragos del pasado, que disfruta del presente y que mira con optimismo el futuro.

Diego Martínez y los suyos están firmando un inicio de Liga tan bueno como inesperado. El discurso de esta campaña, el del pasito a pasito, sí está funcionando. Es un Granada ilusionante que este curso habla siempre de permanencia pero que ya empieza a imaginar otras cotas mayores.

Deja un comentario