EL SEXITANO CARLOS RODRÍGUEZ SEXTO EN LA PARÍS-ROUBAIX JUNIORS.

El ciclista granadino, en su primera experiencia sobre el pavés del Infierno del Norte, se ha mostrado como uno de los más fuertes de la carrera y ha concluido sexto a 55 segundos del vencedor, el británico Askey.

Los mejores ciclistas juniors del mundo se han medido en la jornada de hoy sobre uno de los escenarios más legendarios de nuestro deporte: los tramos adoquinados de la París-Roubaix, donde Carlos Rodríguez, ciclista de primer año del Polatec-Kometa, ha maravillado al obtener una formidable sexta plaza en su primer contacto con este tipo de superficie.

Por delante, esperaban 111 kilómetros, de los cuales los últimos eran prácticamente idénticos a los que horas más tarde recorrerían los profesionales. En total,  casi 29 kilómetros de terreno adoquinado distribuidos en 16 tramos de pavés, que no empezaron bien para la Selección Española de Ciclismo de Carretera: Carlos Rodríguez, Pablo Gutierrez y Miquel López se vieron afectados por una montonera en el tramo inicial que les obligó a perseguir y completar un gran esfuerzo para volver a contactar con el pelotón.

Por fortuna, la mala suerte no volvió a visitar a nuestros junior y a partir de entonces pudieron realizar una carrera limpia, sin incidentes, algo a lo que contribuyó que la carrera se fue rompiendo y estirando a cada paso por un tramo de pavés. Sobre el descarnado adoquín del Infierno del Norte, a pesar de no contar con experiencia previa, se ha mostrado muy cómodo Carlos Rodríguez, que después de que se adelantaran los dos ciclistas que a la postre ocuparían la primera y segunda plaza del podio, el británico Askey y el italiano Manfredi, ha sido el encargado de efectuar la selección en el grupo perseguidor. Ha cambiado el ritmo en el quinto tramo de pavés, Champim en Pevele, de cuatro estrellas, y de los más de 20 ciclistas que había en el paquete apenas tres han podido resistir su rueda.

A unos diez kilómetros de la conclusión ha saltado del grupo de Rodríguez el danés Mattias Skjelmose Jense para hacerse con el tercer cajón del podio, mientras que el ciclista español ha alcanzado el velódromo de Roubaix junto al neerlandés Maas y el alemán Benz, tras los que ha cruzado la meta en sexta posición.

Pau Miquel, 35º a 7’05”, y Jon Barrenetxea, 37º a 7’50”, también han alcanzador la mítica meta de Roubaix para completar una actuación que el seleccionador nacional Francisco Javier Cerezo considera realmente positiva. “El balance que hacemos es muy bueno, sobre todo porque Carlos es de primer año. La experiencia que ha cogido hoy y hace dos semanas en la Gent-Wevelgem le van a ser de gran valor en el futuro. Además, Pau Miquel y Jon Barrenetxea también han logrado terminar entre los 40 primeros en una prueba tan complicada como está, así que estamos contentos”.

El resto de integrantes del combinado nacional, Pablo Gutiérrez, Miquel López y Josu Etxeberria, no han podido terminar la prueba.

Deja un comentario