EL GRANADA NO MANEJA LA RECTA FINAL DE LOS PARTIDOS.

14 de los 31 goles encajados por el cuadro nazarí han llegado pasado el ecuador de las segundas partes. Siete de esos 14, además, llegaron del minuto 88 en adelante.

En el Anxo Carro de Lugo, el Granada dejó escapar un punto en el minuto 93. Una tónica que se ha convertido en algo más habitual de lo debido en esta temporada, en la que los de Oltra están sufriendo cuando los partidos tocan a su fin, ya ocurrió entre otros en Vallecas.

Hasta el momento, el conjunto nazarí acumula encajados 31 goles. De ellos, 14 llegaron una vez superado la mitad de las segundas partes. La mitad, siete, a partir del minuto 88, y además en muchos casos de jugadas a balón parado, y que han supuesto, 15 tantos que han supuesto 11 puntos menos en el casillero, llegando a recibir goles con dicha factura en cinco encuentros consecutivos.

Hay excepciones que confirman la regla, como la que dispuso el partido en El Arcángel. Ante el Córdoba, el Granada cambió las tornas y consiguió hacerse con el triunfo gracias a un gol de Kunde en el minuto 89.

Pese a recibir más de los que ha marcado, esos goles en los instantes finales no han supuesto merma de puntos en la clasificación para los nazaríes, que han perdido hasta ahora tantos puntos como han recuperado. Si el cómputo se hace desde el ecuador de cada segundo tiempo sí que se ha dejado el Granada cinco puntos ya en el camino.

Pese a esos vaivenes, los andaluces son terceros en la tabla y tienen a sólo dos puntos el ascenso directo, el gran objetivo de una plantilla que tiene que mejorar cuando el 90′ se aproxima.

Deja un comentario