TRABAJADA VICTORIA DE COVIRAN GRANADA ANTE CARREFOUR ÁVILA: 81-63.

EL CONJUNTO DE PABLO PIN COMIENZA DE MANERA EXTRAORDINARIA LA TEMPORADA DEMOSTRANDO ANTE CARREFOUR ‘EL BULEVAR’ DE ÁVILA QUE ESTA TEMPORADA EL BANQUILLO SERÁ DECISIVO. HASTA CUATRO JUGADORES SUPERARON LOS DIEZ PUNTOS DE ANOTACIÓN. GRAN ESTRENO DE LATTIBEAUDIERE.

FICHA TÉCNICA:

Covirán Granada : de Cobos (3), Iván Martínez (8),Almeida (15), Álex Bortolussi (13), Cristian Uta (8) –cinco inicial– Carlos Corts (4), Pablo García (6), Germán Martínez (2), Jesús Fernández (10), Tyran de Lattibeaudiere (12).
 
Carrefour El Bolivar Ávila: Cruz (13), Hall (3), Marín (11), Beranek (-), Vujovic (13) –cinco inicial– Proleta (7), Sturup (-), Ballespín (8), Noguerol (8).

 

EDUARDO CASARES.- El Palacio de los Deportes ha vivido hoy una gran jornada de baloncesto gracias al encuentro disputado entre Coviran Granada y su último rival, y vérdugo, de la pasada campaña Carrefour ‘El Bulevar’ Ávila que a pesar de lo abultado del marcador final opuso resistencia hasta el último cuarto del partido.
La victoria no fue fácil, los chicos de Pablo Pin tuvieron que trabajarsela bien para poner la puntilla en unos extraordinarios diez minutos finales donde no solo fue capaz de dejar que el rival anotara solo 7 puntos, castigado por el esfuerzo físico y el buen hacer de los nazaríes, que dejaron un parcial en el último cuarto demoledor, 24-7.
En el primer cuarto ,Coviran saltó a pista con el siguiente quinteto: Bortolussi, Uta, Almeida, de Cobos e Iván Martínez. Pero la formación abulense de salida estuvo muy entonada, consiguiendo estar por delante en el marcador, 5-8 gracias a un gran trabajo en ataque de Javier Marín. Pero el equipo que entrena David Mangas tuvo un contratiempo muy pronto, y tras un choque con Iván Martínez, uno de sus mejores hombres, Connor Beranek se tuvo que retirar lesionado. Los de Pin reaccionaron con el paso de los minutos y antes de terminar el cuarto encadenó un parcial de 10-0 para terminar 21-14. El acierto desde el triple de Joel Almeida y la presencia en pista del debutante Lattibeaudiere permitieron el despegue.
En el segundo cuarto, el equipo no entró muy enchufado y un parcial visitante de 3-11, con un gran acierto desde el tiro exterior, y una jugada de 2+1, les devolvió la hegemonía en el electrónico 26-28. El partido se mantuvo equilibrado hasta el descanso, donde un último triple de un acertado Almeida dejó un +2 parar los granadinos, 42-40.
En el tercer cuarto la igualdad fue máxima, y ninguno de los dos conjuntos fue capaz de poner una ventaja importante a su favor. Por tanto, todo quedaba para decidirse en los últimos diez minutos de partido, 57-56.
Y aquí fue donde Coviran Granada pudo darle una vuelta de tuerca al partido. Un parcial inicial de 5-0 con un imponente Jesús Fernández, supuso la primera brecha para los abulenses. La vía de agua se hacía mayor con el paso de los minutos, parcial creció hasta un 11-3 para un 68-59, que permitía comenzar a pensar en una posible victoria.
Ni un tiempo muerto solicitado por Ávila pudo solucionar su cansancio por el ritmo tan elevado de partido. El aro se le hizo pequeño, todo lo contrario que a los nazaríes que terminaron por romper el choque, 68-59.Mangas paraba el encuentro, pero no podía frenar a un rival que encadenaba un 7-2 para dejar el choque finiquitado a tres minutos para acabar (76-61).
img-20161001-wa0076
Homenaje en el inicio del partido a los granadinos José Manuel Ruiz (plata), Manolo Martínez y Miguel Rodríguez. Foto: Eduardo Casares.
El rival flaqueo, Coviran quería venganza y al final la diferencia se disparó hasta los +18 finales, que sin duda son demasiados para la gran igualdad vista los tres primeros cuartos.
La victoria final, 81-63 dejó buenas sensaciones sobre el equipo con detalles importantes, el partidazo y la gran capacidad de echarse el equipo a las espaldas del último en llegar Lattibeaudiere. El jamaicano tuvo poder en el rebote, en ataque y fue una pieza importante para el equipo.
Sin duda con el paso de las jornadas y los entrenamientos el techo de este equipo esta campaña sera posiblemente mas elevado que el del año pasado. Una diferencia del año pasado a este, es que esta temporada la dependencia de Jesús Fernández es mucho menor, y la capacidad individualmente de echarse el equipo a las espaldas permite tener muchas más alternativas y opciones que la pasada campaña.

Deja un comentario