EL ‘B’ PESCA EN MELILLA EN UN PARTIDO QUE PUDO GANAR CUALQUIERA, 1-1.

En un choque vibrante como pocos, ambas escuadras tuvieron ocasiones para sacar algo más en claro. Los goles fueron obra del albaceteño Rubén Sánchez por parte azulina, y de Marc Nierga por el Granada ‘B’. 

FICHA TÉCNICA

UD MELILLA: Barrio, Pepe, Jilmar, Richi, Sergio Sánchez, Nando de la Rosa, Rubén Sánchez, Borja Prieto, Nacho Aznar (Kiu, 77’), Sufian (Vázquez, 68’) y Cubillas (Cascón, 60’).

GRANADA CF ‘B’: Pol Ballesté, Corozo, Hugo Gomes, P. Estupiñán (Matheus, 30’), Pawel, Homgla, Pol Llonch (Entrena, 74’), Navarrete, Nierga (Luis Suárez, 81’), Clifford y Tomás.

GOLES: 1-0 Rubén Sánchez (17’); 1-1 Nierga (32’)

ÁRBITRO: Partido arbitrado por el colegiado extremeño Manuel García Gómez, que amonestó por parte local a Pepe (33’), Cubillas (39’) y Nando (85’). Del Granada ‘B’ los sancionados con tarjeta amarilla fueron Estupiñán (7’) y Navarrete (86’).

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 6ª jornada de liga en el Grupo IV de Segunda ‘B’. Jugado en el Álvarez Claro, que cumplía 71 años, ante unas 1.600 personas.

UD MELILLA.- La Unión Deportiva Melilla sigue invicta, y eso es motivo de celebración. Sobre todo, después del increíble partido de ida y vuelta presenciado en el Álvarez Claro, donde ambos equipos han ofrecido un espectáculo de fútbol y entrega que podía haber acabado con la victoria de cualquiera de los dos. Quizá los nuestros gozaran de las oportunidades más claras, pero vista la calidad del rival y el derroche de pasión puesta por los nuestros, el punto conseguido ante el Granada ‘B’ no sabe tan mal. Grandísimo choque de Rubén Sánchez en su primera aparición como titular, anotando el gol local y desquiciando a la defensa nazarí en todo momento.

El encuentro, como ha definido Josu Uribe en rueda de prensa, “ha sido  impropio de esta categoría”. Ambos conjuntos han demostrado sobre el terreno de juego, peleando como jabatos, que tienen calidad suficiente como para disputarle los tres puntos a cualquier otro club del Grupo IV. De hecho, en la caseta unionista existe unanimidad: “éste ha sido el rival más complicado de los enfrentados hasta la fecha”.

Este es el once inicial azulino que ha saltado esta tarde-noche al terreno de juego.
Este es el once inicial azulino que ha saltado esta tarde-noche al terreno de juego.

De inicio, los visitantes han saltado muy bien plantados al terreno de juego. Los primeros compases del choque han estado dominados por los de Lluis Planagumá, pero a medida que pasaban los minutos, la U.D. Melilla se ha ido encontrando mejor en el campo. Han comenzado a desarrollar su juego habitual hasta que ha llegado el primer tanto.

Apenas habían transcurrido 18 minutos de partido cuando el balón llegó a Sufian en el carril izquierdo. Serpenteando, se fue abriendo huecos hasta ceder el balón a Jilmar, que intentó penetrar en el área sin éxito, pero dejó el balón suelto para que Rubén Sánchez, que llegaba desde atrás, lo golpeara con mucha clase al palo largo de Pol Ballesté, haciendo estéril la estirada del guardameta. Un gol clave para un futbolista que no llegó en su mejor forma a la U.D. Melilla, pero que hoy ha demostrado la clase de jugador que es, y lo que puede aportar a esta escuadra.

Polémica decisión

Con el gol, los nazaríes se fracturaron totalmente, y en el minuto 24 partido ocurrió una jugada que pudo cambiar el signo del partido. Pervis Estupiñán, que había sido amonestado previamente por protestar al árbitro, realizó una ostensible falta en el centro del campo que bien podía haber significado su segunda tarjeta amarilla. El árbitro decidió seguir la jugada para no cortar el contraataque azulino, pero después decidió no mandar a vestuarios al futbolista ecuatoriano.

Tanto temió Planagumá que dejaran a su equipo con diez por la falta de sensatez de su lateral, que no se lo pensó dos veces y metió en el campo a Matheus, máximo goleador del Grupo IV, que había comenzado el choque en el banquillo. El catalán retrasó a Tomás Sánchez al puesto de ‘tres’ y el Granada volvió a tener otra cara.

Apenas cinco minutos después, llegaría el gol de la igualada nazarí. De un saque de banda botado con potencia, y tras un par de imprecisiones y rebotes dentro del área melillense, el esférico quedo franco para que Marc Nierga empujara el balón a la red. Minuto 32 de partido y, con la igualada, esto se convirtió en un choque de ida y vuelta.

La tremenda velocidad de los talentosos jugadores visitantes hizo sudar de lo lindo a todas las líneas defensivas de la U.D. Melilla, que tuvieron que desfondarse sobre el terreno de juego para frenar a los rojiblancos. Este equipo, como ya avisaron Josu Uribe y Sergio Sánchez en la previa, es una escuadra de mucha calidad, “una selección de jóvenes talentos que a medio plazo estarán jugando en el fútbol de élite”. Al menos unos cuantos de ellos. El Álvarez Claro puede dar fé de ello.

El central malagueño Richi, que ha estado a un gran nivel, pone la pelota en largo en un saque de banda.
El central malagueño Richi, que ha estado a un gran nivel, pone la pelota en largo en un saque de banda.

Si el Granada ‘B’ demostraba tener una gran mordiente ofensiva, los nuestros no se mostraron inferiores, y tras cogerle el pulso al partido comenzaron a concatenar buenas acciones en ataque que podían haber acabado en gol. Rubén Sánchez seguía a lo suyo, volviendo loco a Corozo en la banda derecha con sus fintas y regates. Un remate suyo en el minuto 53 fue sacado bajo palos por Tomás Sánchez, y en el 62 la grada canto el ¡uy! tras otra gran jugada suya.

Si el albaceteño estuvo bien arriba, no hay que desmerecer la enorme labor de sus compañeros en ataque, Nacho Aznar y Cubillas, que no pararon de correr para el equipo y aportan una serie de intangibles muy valiosos para cualquier conjunto.

Los granadinos también gozaron de ocasiones de gol para poder haberse llevado los tres puntos, pero los zagueros locales (de nuevo a muy buen nivel) impidieron tal deseo nazarí. Especialmente expeditivo estuvo Richi, que salvó dos situaciones claras siendo el último hombre.

Para el final del encuentro Josu Uribe cambió a Sufian por David Vázquez, que cumplió tan bien como el melillense, llevando la manija en la regular. También entraron Diego Cascón y Kiu para aportar frescura arriba, pero el marcador no se movería hasta el final del choque.

 

Deja un comentario