DERROTA EN EL PRIMER ENSAYO DE PRETEMPORADA PARA COVIRAN GRANADA, 74-81.

El Coviran cae ante el Melilla Baloncesto en el primer amistoso de la temporada disputado en el Pabellón Veleta a puerta cerrada. Jesús Fernández, con 14 puntos fue el máximo anotador del equipo de Pablo Pin.

Ficha técnica:

74.-Coviran Granada: Alejandro Bortolussi 8, Cristian Uta 11, Iván Martínez 5, Joel Almeida 4 y Carlos de Cobos 12 – quinteto titular – Jesús Fernández 14, Ivan Milekovic 11, Pablo García 4, Carlos Corts 5, Germán Martínez, Edu Pérez,

81.-Melilla Baloncesto: Pablo Almazán 9, Jorge Sanz 5, Edu Gatell 14, Alfredo Ott 3 y Van Wijk 10 – quinteto titular – Eloy Almazán 15, Oliver Arteaga 15, Álvaro García 10, Héctor Manzano, Raúl Úbeda y Pedro Rivero.

INCIDENCIAS: Primer partido amistoso de la temporada para el Coviran Granada disputado en el Pabellón Veleta a puerta cerrada.

El Coviran Granada cayó en el primer partido de pretemporada ante el Melilla Baloncesto por 74-81. El equipo de Pablo Pin plantó cara en todo momento y le jugó de tú a tú a una plantilla que debía estar en ACB. Jesús Fernández fue el máximo anotador de los locales con 14 puntos, aunque estuvo bien secundado por Carlos de Cobos, que sumó 12, e Ivan Milekovic y Cristian Uta. Ambos con once. Por parte visitante hasta cinco jugadores alcanzaron la barrera de los 10 puntos, aunque destacaron Oliver Arteaga y Eloy Almazán, con 15.

El partido comenzó con una declaración de intenciones de Joel Almeida, que en la primera oportunidad que tuvo no dudó en sumar sus tres primeros puntos como jugador rojinegro en forma de triple. Melilla Baloncesto reaccionó y pronto alcanzó su primera ventaja en el marcador gracias a la dupla formada por Jorge Sanz y Eloy Almazán. A pesar de su gran actuación, la aparición de Cristian Uta y la irrupción de Ivan Milekovic dejaron el marcador al final del primer cuarto en 22-19 a favor del Coviran Granada.

En el segundo periodo el equipo de Alejandro Alcoba salió a por todas y gracias a unos activos Pablo Almazán, Oliver Arteaga y Kevin Van Wijk le dio la vuelta al resultado y se puso cuatro puntos arriba (35-39). Jesús Fernández se puso el disfraz de estrella para anotar dos triples seguidos que, unido a otro de Carlos de Cobos, volvieron a poner al equipo de Pablo Pin por delante en el marcador. Pero un triple al final del segundo cuarto por parte visitante le permitió irse al descanso con ventaja de un punto (43-44).

Tras la estadía el Melilla Baloncesto subió el nivel defensivo y los locales acusaron el cansancio acumulado durante la semana. Los visitantes consiguieron una máxima renta de cinco puntos (48-53), pero Jesús Fernández e Iván Martínez lideraron una reacción que no llegó a darle la vuelta al marcador. El tercer cuarto concluyó con el resultado de 55-63. La defensa norteafricana se le atragantó a los locales, que anotaron doce puntos en diez minutos.

La plantilla dirigida por Alejandro Alcoba mantuvo la ventaja hasta el ecuador del último cuarto, cuando un triple de Carlos Corts y tres tiros libres de Pablo García ajustaron el marcador hasta el 69-71. Melilla Baloncesto volvió a tomar aire (70-76), pero de nuevo el conjunto rojinegro reaccionó con un parcial de 4-0, aunque los tiros libres decidieron a favor del equipo visitante, que se llevó su segunda victoria de pretemporada. El balance del Coviran Granada del encuentro es positivo, ya que cayó por tan solo siete puntos ante un equipo que ascendió la temporada pasada a la liga Endesa. Además, a ello se suman las bajas de Berni Castillo y de Fernando Fernández por sendas molestias en su espalda.

Deja un comentario