EL ALCALDE ESPERA ACUERDOS BENEFICIOSOS SEA QUIEN SEA EL DUEÑO DEL GCF.

FRANCISCO CUENCA HA DESTACADO QUE LA SITUACIÓN DEL CLUB ES IMPORTANTE PARA LA CIUDAD TANTO EN EL ÁMBITO DEPORTIVO COMO EL SOCIAL Y EL ECONÓMICO.

Granada, 23 may (EFE).- El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, ha dicho hoy que espera alcanzar acuerdos beneficiosos para la ciudad «sea quien sea» el nuevo propietario del Granada, después de que el pasado sábado el propietario de la entidad rojiblanca, Gino Pozzo, rubricase la venta del club a un grupo asiático.

A preguntas de los periodistas durante una visita a las actividades del Corpus en el centro, el regidor ha dicho que aún no posee toda la información sobre la «posible» venta del club, aunque ha recalcado que se trata de una cuestión que importa «mucho» a la ciudad, no solo en el ámbito deportivo sino en lo «social y económico».

Por ello, ha dicho que está a la espera de conocer si se confirma o no la venta de la entidad granadinista, que la próxima temporada jugará su sexta campaña consecutiva en Primera, con la intención de ponerse a trabajar para que «sea quien sea» llegar a los «mejores acuerdos beneficiosos» para la ciudad.

Cuenca ha reconocido que el planteamiento de cambio de propietarios en el Granada «parece» que va tomando cuerpo, por lo que el Ayuntamiento de Granada sigue «con mucha atención» todo cuanto pueda acontecer.

Así, ha recordado que la presencia del club de la ciudad en la máxima categoría nacional influye «de forma positiva» y afecta «a muchas personas», especialmente, ha concluido, a la economía granadina.

El propietario del Granada CF, el italiano Gino Pozzo, rubricó el pasado sábado el acuerdo de venta del club a la sociedad china Desport, que sustituirá al frente de la entidad al murciano Enrique Pina cuando se abone el primer plazo de los 37 millones de euros en que ha quedado establecido el precio de la operación.

Los términos del acuerdo ya se esbozaron en los contactos que ambas partes iniciaron en enero con la intermediación de la sociedad Media Base Sport, una agencia de representación de futbolistas liderada por Pere Guardiola y por Pau Clavero que forma parte del grupo Mediapro.

Estos quedaron sellados este fin de semana en Londres y contemplan que Pozzo ha vendido el Granada a Desport, parte compradora que tiene quince días para abonar el primer plazo de los 37 millones en que se ha establecido el precio de venta del club.

La sociedad que adquiere el Granada es un potente grupo que se dedica a la mercadotecnica deportiva y que es propiedad de la poderosa multinacional asiática Wuhan Double. EFE

Deja un comentario