DESAFORTUNADO FIN DE AÑO PARA LOS DE SANDOVAL EN GRAN CANARIA, 4-1.

LOS ROJIBLANCOS ACABAN EL AÑO EN PUESTOS DE DESCENSO EVIDENCIANDO UN PERFIL BAJO EN UN CHOQUE ANTE UN RECIÉN ASCENDIDO QUE TERMINÓ GOLEANDO 4-1 A LOS DE SANDOVAL. EL COLEGIADO TUVO SU PARTE ALÍCUOTA EN EL RESULTADO AL BIRLARLE UN PENALTI A LOS ROJIBLANCOS QUE PUDO SUPONER EL EMPATE A DOS GOLES Y OTORGAR OTRO A LOS CANARIOS QUE ROMPIÓ EL PARTIDO. EL EQUIPO ACABÓ CON DIEZ POR EXPULSIÓN DEL ITALIANO BIRAGHI.

Ficha técnica:

4. UD Las Palmas: Javi Varas; David Simón, Hernán (David García, min. 27), Garrido, Dani Castellano; Roque, Vicente Gómez; El Zhar, Tana (Wakaso, min. 77), Jonathan Viera; y Willian José (Araujo, min. 38).

1. Granada CF: Andrés Fernández; Foulquier, Babin (Rober Ibáñez, min. 76), Lombán, Biraghi; Fran Rico (El Arabi, min. 57), Rubén Pérez; Nico López (Rochina, min. 46), Javi Márquez, Edgar; y Peñaranda.

Goles: 1-0, min. 32: Tana. 2-0, min. 50: Araujo. 2-1, min. 56: Peñaranda. 3-1, min. 80: Jonathan Viera, de penalti. 4-1, min. 92: Lombán, en propia puerta.

Árbitro: Santiago Jaime Latre (Comité Aragonés). Expulsó por doble amonestación al jugador visitante Biraghi (minutos 67 y 86), y al segundo entrenador del Granada (min. 79). Además, vieron la tarjeta amarilla los jugadores visitantes Peñaranda (min. 41), Javi Márquez (min. 63), Rober Ibáñez (min. 78) y Rochina (min. 85), y los locales Roque (min. 63), Vicente Gómez (min. 72) y Wakaso (min. 88).

Incidencias: partido de la decimoséptima jornada de la Liga BBVA, disputado hoy en el Estadio de Gran Canaria ante 18.973 espectadores.

El partido de hoy disputado en el estadio de Gran Canaria, puede tener varias lecturas para el aficionado rojiblanco, pero el final es bastante claro, el equipo perdió de manera contundente ante un recién ascendido con una imagen mas bien pobre, ofertando un juego de perfil bajo, que solo hace suponer que la salvación volverá a jugársela en el tramo final de la temporada.

Sandoval realizó cambios respecto al once habitual, especialmente en ataque, donde dio por primera vez la oportunidad de la titularidad a el uruguayo Nico ‘diente’ López, en compañía del venezolano Adalberto Peñaranda y del insular Edgar Méndez. El resto trivote Rico-Márquez-Pérez y la zaga habitual, Foulquier, Babin, Lombán  el italiano Biraghi. La portería no tiene debate, aunque podría abrirse tras la Copa, para Andrés Fernández.

Con todo esto arrancó un partido que tras los minutos iniciales de tanteo, tuvo a los rojiblancos en una posición más cercana al gol que su rival, más por demérito de los locales que por merito en el juego de los visitantes. Hubo llegadas, aunque realmente con peligro un par de ellas.

Nico López y Babin protagonizaron los primeros intentos visitantes, pero la mejor opción la tuvo el tinerfeño Edgar en una jugada individual que culminó con un tiro que buscaba la colocación, pero Javi Varas desvió el balón a córner, en el minuto 17. De nuevo Edgar tuvo la mejor opción, pero cuando intento el pase al segundo palo para el uruguayo, la nerviosa defensa amarilla logró evitar la conexión.

El Granada estuvo mejor mientras el marcador estaba empatado, pero no fue capaz de sacar provecho de las dudas de su rival en la circulación del balón sobre un pésimo campo que no invita a hacerlo sin caminar sobre el alambre de forma permanente.

Los de Quique Setién sufrieron el azote de las lesiones, y primero Hernán en defensa y poco después Willian José, tuvieron que dejar el campo de manera prematura, pero antes del segundo cambio, llegó la jugada del primer gol. Con el brasileño lesionado en el inicio de la jugada, Jonathan Viera se asoció con Tana y el pase atrás del primero lo convirtió el segundo con fortuna, porque el balón tocó en Biragui antes de entrar pegado al palo izquierdo de Andrés Fernández, 1-0.

 

Con el tanto encajado desapareció el Granada, sin fallo rival no hubo ocasiones, y mentalmente se mostró demasiado frágil, sufrió hasta el descanso y sembró de dudas las expectativas para la segunda parte.

SEGUNDA PARTE

Sandoval buscó una solución con la entrada de Rochina en la segunda parte sustituyendo a Nico López que no aprovechó su oportunidad, pero muy pronto llegó el segundo tanto canario, con una excelente jugada entre Vicente Gómez, Jonathan Viera y Araujo al primer toque y sin caer el balón al suelo,  que culminó el argentino con su tercer tanto de la temporada, colando la pelota entre las piernas del portero granadino.

Los rojiblancos se metieron en el partido en una acción magistral de Rochina, sirvió un balón profundo al venezolano Peñaranda, quien entró por la zona derecha del área, le ganó la posición a Garrido, y marcó de tiro raso ante Varas, un nuevo gol de la perla rojiblanca que sigue dando alegría a al afición.

Imagen del derribo de Peñaranda dentro del área que el colegiado como se puede ver vio perfectamente. El defensa no llega al balón y golpea al granadino provocando su caida.

El tanto pareció reactivar al Granada, ya con El Arabi en el campo, y defensa de tres, y Foulquier en acción individual dentro del área estuvo a punto de empatar, pero lo evitó David García. Poco después, Peñaranda, en una acción muy parecida a la de su gol, volvió a entrar con ventaja en el área pero cuando iba a armar el disparo se cruzó David García y el venezolano cayó en el área. El árbitro no entendió la acción como penalti, en la que el defensa nunca tocó el cuero, y si desestabilizó el remate del joven venezolano, pudo ser la ocasión para devolver el equilibrio al marcador.

Pero inexplicablemente, el aragonés Santiago Jaime Latre, sí lo hizo en el área contraria, con una caída de Wakaso mucho más dudosa. Viera convirtió desde los once metros y el partido quedó decidido. El local Jonathan Viera, pretendido en su día por el Granada CF e indultado por su entrenador tras el castigo disciplinario de la jornada anterior, fue decisivo con dos asistencias, una en cada tiempo, y un tercer gol, de penalti

Con un jugador menos por la expulsión de Biragui, al ver la segunda amonestación, el Granada culminó su desafortunada noche con un autogol de Lombán que aumentó la diferencia del marcador, y que puede tener su importancia a final de temporada entre dos equipos que luchan por la permanencia.

Deja un comentario