GRANADA CF 1-MÁLAGA CF 0. REANIMACIÓN ROJIBLANCA EN EL DERBI.

EL EQUIPO DE ABEL RESINO REALIZÓ UN GRAN PARTIDO EN EL DERBI ANTE EL MÁLAGA CF Y CONSIGUIÓ SUMAR LOS TRES PUNTOS GRACIAS A UN EJERCICIO DE ENTREGA, PRESIÓN Y BUEN FÚTBOL QUE SOLO TUVO LA FALTA DE ACIERTO CARA A PORTERÍA COMO LUNAR. UN TANTO EN LA SEGUNDA PARTE DE CAMACHO EN PROPIA PORTERÍA FUE SUFICIENTE PARA SUMAR TRES PUNTOS MUY VALIOSOS.

Ficha técnica:
1 – Granada: Oier; Nyom, Babin, Murillo, Insúa; Rubén Pérez, Fran Rico, Javi Márquez; Robert (Foulquier, m., Piti (Riki, m.70) y El Arabi (Jhon Córdoba, m.67)
0 – Málaga: Kameni; Rosales, Angeleri, Weligton, Miguel Torres (Boka, m.62); Camacho, Darder; Horta (Luis Alberto, m.72), Samu García (Amrabat, m.54), Samu Castillejo; y Juanmi.
Goles: 1-0, m.57: Camacho, en propia meta.
Árbitro: Mateu Lahoz (Valenciano). Mostró cartulina amarilla a los locales Javi Márquez, Piti, Jhon Córdoba y Rubén Pérez, y a los visitantes Angeleri, Miguel Torres, Juanmi, Camacho y Welington.
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo sexta jornada de la Liga BBVA disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante 17.000 espectadores, mil de ellos visitantes.

Dos rachas totalmente opuestas se citaban en Los Cármenes a las diez de la noche con el objetivo común de ganar para acercarse a los objetivos por los que lucharan hasta final de temporada. Los malagueños, con una campaña de ensueño a las ordenes de Javi Gracia, trataban de luchar por entrar en Europa, mientras que los rojiblancos, con un cambio abismal en su juego desde la llegada de Abel Resino, buscaban tres puntos que les permitieran seguir respirando en la primera división.

La necesidad superó a la ilusión, y los rojiblancos fueron mucho mejores que su rival en todas las parcelas del campo, donde la lucha, la entrega y en muchas ocasiones la calidad de los chicos de Abel Resino fue muy superior a un Málaga que dejó muy descontento a su parroquia que observó con cierta perplejidad la falta de reacción de los suyos en todo el partido.

De inicio, y tras un cambio en la disposición habitual sobre el terreno de juego, los rojiblancos cambiaron en el calentamiento de zona, y comenzaron atacando en la portería ‘del marcador’ a diferencia de lo que es costumbre en el equipo. Con buenas noticias en el once rojiblanco, Oier comenzó de nuevo bajo palo, y estuvo seguro todo el partido, excepto en un despeje con el pie que pudo costar un disgusto mayor, aunque el atacante malagueño Juanmi se ayudo de la mano, el colegiado no vio la acción. En defensa, los laterales fueron para el camerunés Nyom, que fue de los mejores del equipo, y el argentino Insúa, que tras su sanción, no ha tenido problemas en volver a ocupar el lateral izquierdo y además con mucha energía. La presencia de Murillo como pareja de centrales con el inamovible Babin, fue no solo una gran noticia sino la confirmación que el colombiano es una garantía atrás, tanto en el juego aéreo, como a la hora de sacar el balón y cubrir en banda cuando es necesario, ayer dio, todo un recital durante los noventa minutos.

El centro del campo empieza a funcionar bien, y es que cuando se unen un buen grupo de jugadores con ganar de tocar el balón, y sin rehuir a la lucha en los balones divididos, el juego mejora y así fue, Rubén Pérez muy seguro todo el partido, junto a Fran Rico, que supo darle la pausa necesaria a la circulación de balón y un espectacular Javi Márquez que fue no solo el mejor del partido, sino ese jugador que en campo contrario ha encontrado la manera de enlazar con las bandas y el hombre de ataque.

Un ataque con Piti que con sus ganas, ausente en otros partidos del año, y algunos controles de ‘luxe’  sacaron los aplausos del respetable y Robert con su velocidad, siempre un continuo puñal para la defensa malagueña, que en cambio vivió con cierta comodidad la presencia arriba del marroquí El Arabi, que ciertamente no esta en su mejor versión.

En la primera mitad, los rojblancos fueron un continuo asedio sobre la portería bien defendida por el incombustible Kameni. El primer cuarto de hora, en el que se acercó con peligro con acciones a balón parado, primero con una falta directa de Javi Márquez, que rozó el poste, y después con otra de Francisco Medina ‘Piti’ que se envenenó hasta provocar el lucimiento de Kameni.

El Málaga mejoró con el paso de los minutos, aunque quiso vivir demasiado de aprovechar las pérdidas de balón de los locales en zonas comprometidas y sus únicas llegadas peligrosas del primer tiempo acabaron con dos disparos lejanos, y sin encontrar portería, de Samu García.

La figura de Kameni volvió a aparecer en el cuarto de hora previa al descanso con dos paradones más, uno tras lanzamiento desde fuera del área de Javi Márquez y otro, con espectacular rectificado incluido, en un intento de Robert Ibáñez que se desvió tras tocar en un zaguero visitante.

Con tablas en el marcador y la incertidumbre de ver si el Granada CF iba a ser capaz de mantener la intensidad en la segunda mitad, arrancaron los segundos cuarenta y cinco minutos. El equipo salio fuerte, pero el Málaga con Juanmi estuvo cerca del gol, por un error de Oier.

El premio al juego local y a su insistencia llegó con el 1-0 en un centro del argentino Emanuel Insúa acabó con un cabezazo de Robert que desvió hasta su propia portería Ignacio Camacho en su intento por despejar, unica manera de derrocar al camerunés Kameni.

Buena presencia de seguidores malagueños en las gradas de Los Cármenes. Solo unos leves incidentes en la previa deslucieron el buen ambiente general.

El Málaga reaccionó con una volea de Samu Castillejo que atrapó bien Oier y, sobre todo, con un zapatazo muy lejano de Camacho que repelió con violencia el larguero, para susto de la parroquía rojblanca.

De ahí al final el choque no tuvo un dominador claro y resultó trabado y casi sin opciones de gol para el Málaga que ni con Amrabat en el campo fue capaz de dar esperanzas de conseguir el empata, mientras que el Granada perdonó la sentencia en dos claras ocasiones del francés Dimitri Foulquier y del colombiano Jhon Córdoba, que en dos acciones similares solos ante Kameni enviaron el cuero lejos de la portería, demostrando que el gol es la gran asignatura pendiente de los rojiblancos.

Al final el triunfo deja a los rojiblancos en descenso pero más cerca de los puestos de salvación y al Málaga algo más lejos de su objetiva por Europa.

Deja un comentario