RESINO: “ES MUY DIFÍCIL EXPLICAR LO QUE HA PASADO”.

ABELCIUDADVALENCIA

RESINO NO ENCUENTRA EXPLICACIÓN  Y ALCARAZ SE FROTA LAS MANOS POR LAS RIGUROSAS DECISIONES ARBITRALES QUE DIERON PASO A UN DESCONTROL EN LOS ÚLTIMOS MINUTOS.

El entrenador del Granada, Abel Resino, dijo hoy que le resultaba “muy difícil” explicar lo que había sucedido en el partido contra el Levante en el Ciutat de València, en el que su equipo perdió por 2-1 con dos goles en contra en los últimos compases del choque y con dos de sus jugadores expulsados.

“Es muy difícil explicar lo que ha pasado hoy y que un equipo que llega una vez a puerta marca dos goles. Me gustaría que el árbitro me explicase la expulsión de Colunga, es que ha sido delante de mí. ¿Dónde ponemos el listón de la expulsiones?”, dijo.

“Con nueve jugadores en la recta final del partido lo hemos tenido que cambiar todo, pero ellos han conseguido dos goles fruto de esa presión en el terreno de juego. Es un momento difícil por la forma en la que se ha desarrollado todo”, añadió.

Abel indicó que con once jugadores los dos equipos, el Granada ha sido “muy superior”. Pero “al final hemos perdido y es muy difícil encajarlo”, añadió.

“Ahora no hay que precipitarse con valoraciones. No nos queda otra que seguir trabajando. Está complicado, pero esto es fútbol y estoy acostumbrado a luchar y haré lo posible para que mis jugadores lo hagan también”, concluyó.

Alcaraz: “El desconcierto final nos vino muy bien”.

El desconcierto final que presidió el partido entre el Levante y el Granada en Valencia le vino “muy bien” a los locales para llevarse una victoria in extremis (2-1), según ha reconocido el técnico levantinista, Lucas Alcaraz.

Con tres expulsados y los dos goles del Levante en los cinco últimos minutos del encuentro, el equipo valenciano dio la vuelta al marcador ante el Granada.

“El partido entró en una fase de desconcierto absoluto, con decisiones arbitrales muy rigurosas”, dijo en rueda de prensa Alcaraz.

Al ser preguntado por si se sentía beneficiado por las decisiones arbitrales, Alcaraz señaló: “Con el partido organizado -con once contra once- a nosotros nos han sobrado nervios, pero con el partido desorganizado y las expulsiones nos ha venido bien”.

“Ellos, once contra once, han sido superiores y han estado cómodos tras su gol de penalti, con el que han ido creciendo. De todas formas, no creo que por este partido se vaya a salvar el Levante y que vaya descender nadie”, comentó.

“El gol en contra nuestra vino muy pronto, pero es verdad que nosotros no entramos muy enchufados al partido y tras el penalti el partido se nos hizo grande. En definitiva, no hemos estado bien, ya que no hemos estado al nivel de anteriores partidos”, agregó.

Deja un comentario