CÓRDOBA CF 2-0 GRANADA CF. EL AÑO COMIENZA IGUAL..O PEOR.

Cabizbajo el equipo, y no solo por los goles del Córdoba, hay que dar un giro a la situación.

EL EQUIPO DE CAPARRÓS DIO UNA POBRE IMAGEN EN EL ESTRENO DE ESTE NUEVO AÑO Y NI PUDO NI SUPO SUPERAR A UN RIVAL MÁS COMPROMETIDO EN EL JUEGO. DOS GOLES EN LA PRIMERA PARTE BASTARON PARA TUMBAR A LOS ROJIBLANCOS QUE NO TUVIERON CAPACIDAD DE REACCIÓN. 13 JORNADAS ACUMULA YA EL EQUIPO SIN CELEBRAR UNA VICTORIA EN LIGA.

Las dos grandes urbes de la antigua Al-Andalus se enfrentaban en la víspera de Reyes. El oro, el incienso y la mirra se quedaron en el Nuevo Arcángel, mientras que los nazaríes se hundieron en el carbón. Igual que el Canal Sur. Más allá de metáforas navideñas, la dimensión del encuentro era inmensa para ambos conjuntos. En la carrera contra el descenso, el Córdoba ha dado un paso de gigante.

FICHA TÉCNICA:

2 Córdoba: Juan Carlos; Campabadal, Pantic, Crespo, Fede Vico; Ekeng, Deivid; Fede Cartabia (Borja García, min. 46), Rossi, Ghilas (Fidel, min. 66); Florin Andone (Xisco, min. 82).

0 Granada: Oier; Nyom (Riki, min. 65), Mainz, Babin, Juan Carlos (Larsson, min. 46); Foulquier, Fran Rico, Javi Márquez, Piti; El-Arabi y John Córdoba (Ortuño, min. 35).

Goles: 1-0, min. 16: Ghilas. 2-0, min.44: Florin Andone.

Árbitro: Vicandi Garrido (Colegio vasco). Amonestó a los cordobesistas Fede Cartabia y Campabadal.

Incidencias: Partido de la decimoséptima jornada de la Liga BBVA disputado en El Arcángel, con terreno de juego en buenas condiciones, ante unos 13.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del que fue jugador blanquiverde a finales de los años sesenta Rafael Benítez.

En las catacumbas de Primera División, no hay nada más importante que doblegar a los rivales directos. Córdoba y Granada ocupaban el penúltimo y el antepenúltimo puesto de la tabla antes de empezar el encuentro. A la conclusión, los dos equipos seguían oliendo a chamusquina, pero los califales han conseguido zancadillear a los rojiblancos.

El choque empezó con una canción que resonó a lo largo de todo el choque. El Córdoba arrancó dominando el choque sin apenas respuesta visitante. Ghilas dejó un pobre boceto de lo que estaba a punto de firmar pocos minutos de empezar. Su primer disparo se fue a las nubes, pero el segundo fue una lanza teledirigida.

Ekeng se aprovechó de un rebote en el costado derecho. La pelota salió mansa donde más le convenía al camerunés. Su pase, que parecía un disparo en vez de un centro, era una asistencia genuina. Ghilas descosió el balón con un trallazo con su pierna derecha. El balón hizo astillas el palo y se introdujo en la portería de Oier.

El infortunio siguió azotando al Granada poco después. John Córdoba, el arma más afilada de los visitantes, tuvo que ser sustituido por una lesión. El Córdoba se regodeó en el pesar de sus rival y logró el segundo en una fantástica jugada de su equipo. Ghilas atrapó el balón, lo escondió en la banda y lo entregó en el momento exacto para que Cartabia pisara la línea de fondo.

El mediapunta acertó al pasar el balón a Florín, que solo tuvo que empujar la pelota para desesperar a Caparrós. Los cambios apenas zarandearon al Granada, siempre a remolque de un Córdoba dominador y constante. Ghilas cayó lesionado medido el segundo periodo, lo que no minó la faena de los locales. Con esta victoria, el equipo de Caparrós se zambulle en la zona de la tabla que sabe a vinagre. El Córdoba dio un pequeño paso en busca del dulce; el del roscón de reyes de la permanencia..

Autor: E.S.H. – @emi_sanchezh.

Deja un comentario