OPINIÓN: «A PROPÓSITO DEL PALACIO», POR PABLO DOMÍNGUEZ.

Palacio Municipal de Deportes de Granada

El consistorio granadino vuelve a buscar protagonismo a costa del deporte. Un año más, se ha desembolsado una gran suma de dinero (2,3 millones de euros) para traer a la Selección Española de Baloncesto, la ÑBA. Sin embargo el edil quiso hacer ver que no costaría nada a las arcas municipales, pues el evento se sufragaría con la venta de entradas. El valor de la promoción de Granada con el Mundobasket es “incalculable”, apuntan.

Todo parece maravilloso, tanto que por un instante es como si el Granada Club de Fútbol no estuviera en Primera División, cuando es éste el principal escaparate para la ciudad dado el alcance mundial de las retransmisiones televisivas de los partidos de la mejor liga del mundo. Por supuesto, no es gracias al consistorio que ha dado más problemas a la entidad rojiblanca que servicios ha prestado. El club, afortunadamente, está donde está gracias a Quique Pina y su directiva. De no ser por ellos en la urbe nazarí no habría deporte de primer nivel.

Es una lástima que en Granada no sepamos valorar y vislumbrar el potencial que tiene la ciudad, ya que de no ser por el personal capacitado y cualificado que llega del exterior nada de lo que tenemos y disfrutamos sería posible. Es así, desde fuera se valora más lo que tenemos aquí. El propio Bruno García, ex-entrenador del extinto Oxipharma F.S. reconoció que la capital granadina tiene todo lo necesario para construir un grande del Fútbol Sala nacional. Pero hay que querer hacerlo.

Sí, es una alegría recibir a los mejores del mundo en nuestra ciudad y que ésta pueda disfrutar de ello. El problema nace cuando no nos damos cuenta de lo esencial: velar por el desarrollo de la propia ciudad, en este caso a nivel deportivo. Y es que el agravio comparativo es abismal con respecto al propio baloncesto y al fútbol sala. Dos deportes descuidados por el Ayuntamiento de Granada y que bien podrían estar en la élite a día de hoy.

Hace dos temporadas desaparecía el C.B.Granada por cuestiones económicas y se privaba a Oxipharma de estar en Primera División de la Liga Nacional de Fútbol Sala para codearse con los mejores equipos del mundo por 200.000€. Curioso, ¿verdad? Para la selección se realizan esfuerzos mientras que se torpedea al deporte local.

Para quien no lo recuerde, el consistorio solicitaba a Oxipharma F.S. 200.000€ por el uso del Palacio Municipal de Deportes. Tras lograr plaza en Primera División de LNFS, éste era el único recinto que reunía todos los requisitos en Granada para que la entidad pudiese disputar sus encuentros. Sin embargo, ningún club de la categoría pagaba más de 35.000€ por el uso de las instalaciones lo que se consideró un agravio comparativo y conllevó finalmente a la desaparición de otro prometedor proyecto.

Lo que parece estar claro es que o mucho cambian las cosas, o probablemente ni el baloncesto ni el fútbol sala vuelvan a pisar Primera División en Granada con el actual consistorio. A los proyectos en crecimiento generalmente se les ayuda para que sobrevivan. En cambio aquí, se desintegran a una velocidad alarmante. Las grandes oportunidades se fueron y generar nuevas costará sangre, sudor y lágrimas. Al menos, es lo que hasta la fecha indican los hechos.

En conclusión: gracias a Quique Pina por luchar por el Granada a capa y espada. Ojalá los proyectos que estamos en categorías inferiores como el Fundación C.B. Granada en baloncesto o Peligros Fútbol Sala y Villanueva Mesía F.S. en ‘futsal’ logremos el éxito que él alcanzó.

Deja un comentario