TRIBUNA ALTA: «CON EL DESCENSO EN LOS TALONES», POR PABLO DOMÍNGUEZ.

Granada Club de Fútbol.
Sección de análisis y opinión del Granada C.F. en Granada Deporte; por Pablo Domínguez (@PabloDgzRg).

NUESTRO COLUMNISTA PABLO DOMÍNGUEZ REALIZA UN ANÁLISIS DE LA DERROTA DEL GRANADA EN LOS CÁRMENES FRENTE AL LEVANTE. LOS DE ALCARAZ, EN UNA TESITURA COMPLICADA. CUATRO PUNTOS SEPARAN AL CONJUNTO ROJIBLANCO DEL DESCENSO A FALTA DE SIETE JORNADAS.

Derrota clara y justa del Granada ante un Levante tremendamente eficiente. Encuentro que tal vez hubiera dado para un empate a uno aunque finalizase cero a dos.

Los de Caparrós supieron ser solidarios defensivamente además de generar más ocasiones claras de gol. El propio Roberto durante el primer tiempo ejerció de santo para salvar el que hubiera supuesto el primero para los levantinistas desviando al travesaño un remate franco de Rubén.

Ya en la segunda mitad Víctor Casadesús recogería un balón cerca de la frontal del área, lograría internarse en la misma entre cuatro futbolistas del Granada para finalmente rematar alto. Eran minutos de sufrimiento local, tanto que en un error encadenado de toda la zaga rojiblanca David Navarro abriría el marcador. Tras esto Rubén estuvo muy cerca de acertar con la meta nazarí desde el centro del campo. Poco después Diop dispararía ligeramente alto de falta directa.

El Granada trató de reaccionar empujando al Levante contra su portería, la tuvo El-Arabi que remató a las nubes cuando Keylor Navas ya le encimaba tapándole toda la meta. Nuevamente el Levante contestó con una ocasión de Barral y acto seguido el cero a dos definitivo firmado por Pedro López para cerrar el partido en sus últimos compases. Un gol que de firmarlo Cristiano Ronaldo o Leo Messi seguramente daría para bastantes minutos de televisión.

Lo siguieron intentando los de Alcaraz hasta el final con una ocasión de Piti cuyo disparo desde la frontal del área se marcharía lamiendo la cepa del poste izquierdo defendido por el meta blaugrana.

Analizando fríamente el encuentro es de justicia admitir que un expeditivo y eficiente Levante, que bien pudo sacar una importante goleada de Los Cármenes, se llevó una justa victoria. Importante paso atrás en las aspiraciones nazaríes para alcanzar la permanencia. Llega un calendario complicado que habrá que capear de la mejor manera posible si realmente se desea continuar una temporada más en la élite. El peligro es real.

Dicho esto, hay que apuntar hacia la siguiente secuencia. Corría el minuto once de partido cuando Álvarez Izquierdo decretaría penalti a favor del Granada. Sorprendentemente segundos después rectificaría señalando saque de esquina en un error clamoroso. He aquí la secuencia:

El encuentro pudo cambiar su dirección de haberse puesto por delante el conjunto local al poco de arrancar el choque. De haber sido así muy probablemente habríamos visto un partido bien distinto con un Granada cómodo esperando contragolpear con espacio para correr y un Levante obligado a buscar la meta del gato rosa. No se puede entender cómo en Primera División son posibles cantes tan flagrantes, que además seguramente queden impunes.

Para quien tenga dudas de si es penalti realmente o no, que piense si de haber dado el balón en el pecho de David Navarro habría salido hacia arriba. Más bien al revés, hubiera sido rechazado en dirección al suelo dada la dirección del esférico y la posición del jugador levantinista. Mano clara.

Llegan fechas difíciles que el Granada debe afrontar con la máxima seriedad. A fecha de hoy en función del ritmo de puntuación del conjunto que marca descenso, que es el Almería, en estos momentos la permanencia se situaría en 37 puntos. Esto significa que el Granada necesita como mínimo dos victorias para tener la permanencia, siempre virtual, con 40 puntos.

Una victoria en Málaga daría mucho aire para recibir la próxima semana con calma relativa al F.C. Barcelona. No es momento para relajarse. Hay que hacer los deberes mientras se dependa de uno mismo. Hay siete equipos en cuatro puntos y todavía el Granada es el primero por encima de esos siete. Ahora sólo vale ganar.

Deja un comentario