TRIBUNA ALTA: » LA CATEDRAL ESPERA» POR PABLO DOMÍNGUEZ.

SIN TIEMPO PARA LAMERSE LAS HERIDAS EL GRANADA CF AFRONTA UN NUEVO RETO EN LA CATEDRAL DEL FÚTBOL ESPAÑOL, PABLO DOMÍNGUEZ DESDE SU TRIBUNA ALTA ESPERA QUE EL GRANADA CONSIGA DOMAR A LOS LEONES.

«LA CATEDRAL ESPERA»

Fue dolorosa la derrota del Granada en un extraordinario encuentro en Mestalla ante el mejor Valencia de toda la temporada. Parece que esta vez la concentración en La Manga de la semana anterior surtió el efecto deseado. Hubo intensidad, sacrificio y lucha. Los de Pizzi tuvieron el miedo en el cuerpo durante todo el partido hasta el último minuto del descuento, donde todo el estadio acabó pidiendo la hora.

Nuestro Granada no es uno de los grandes de la categoría a día de hoy, ni mucho menos y de eso debemos ser muy conscientes. Sin embargo, con todas las limitaciones que tiene esta plantilla, se planteó un encuentro muy serio juntando líneas, teniendo mucha cabeza y haciendo cada cosa con todo el sentido del mundo. Cierto es que a nadie le gusta perder pero el buen camino es éste. Trabajo, trabajo, trabajo. Así no solamente nadie podrá reprochar absolutamente nada a los de Lucas, sino que será garantía de resultados.

Primera División es una categoría donde cada error penaliza, y cada punto puede ser el último. Lejos de buscar un fútbol de excelencia que abra puertas que a día de hoy quedan lejos, tal vez debiéramos limitarnos a pedirle al equipo que muestre cada jornada la misma versión vista en Valencia. El Granada está capacitado para ser un equipo incómodo para cualquiera.

Los de Alcaraz encaran otro encuentro de alto nivel en otro de los grandes escenarios de la Liga, San Mamés. Paradójicamente el Athletic fue doblegado en Los Cármenes por una maravillosa versión de un Granada que por momentos desarboló a los leones pudiendo haberles goleado. Esa noche el resultado fue de dos a cero. Cierto es que en ese momento los de Bilbao estaban pasando por horas bajas.

Ahora y por primera temporada en muchas, los de Ernesto Valverde ocupan plaza de Liga de Campeones, fruto del bastión inexpugnable en el que han convertido “La Catedral”. En el presente ejercicio, nadie excepto el Espanyolha saboreado la victoria en feudo bilbaíno, en el que probablemente fuera el encuentro más flojo como local de un equipo especialista en remontadas.

Especialmente este año, el Granada necesitará algo más que adelantarse en el marcador, juntar líneas, ser solidario, imprimir intensidad y contragolpear bien. Este Athletic Club muerde, lucha y lleva al límite de sus posibilidades a cualquier equipo que quiera puntuar en Bilbao. Los nazaríes necesitan sobre todo dar continuidad a la imagen ofrecida en Mestalla siendo igual de competitivos: sería el mejor síntoma de recuperación total para encarar lo que resta de campeonato. A la arena a por los leones.

Deja un comentario