SESIÓN CON DUDAS EN ARMILLA.

VUELVEN LOS FRANCESES COEFF Y FOULQUIER, NO ENTRENA CON EL GRUPO DANI BENÍTEZ. PITI SE RESIENTE Y RIKI SUFRE UN GOLPE, SEMBRANDO LAS DUDAS PARA EL ENCUENTRO DEL DOMINGO.

El Granada CF ha realizado en la mañana de hoy un nuevo entrenamiento en la Ciudad Deportiva de Armilla, con la novedad inicial de la presencia de los dos jugadores de la Sub’21 gala, los defensa Coeff y Foulquier tras su último partido con su selección donde consiguieron la victoria por 1-2 frente a la selección de Bielorrusia.

Foulquier volvió a ser titular y jugar los noventa minutos del partido, donde vio una cartulina amarilla, mientras que el central Coeff, no estuvo convocado, por lo cual no disputó ni un solo minuto del partido.

A parte de la incorporación de ambos jugadores, se esperaba ver la evolución de la lesión por parte del delantero Piti, y aunque ha comenzado el trabajo con todos sus compañeros a buen nivel pero, ha sembrado la dudas, cuando en la recta final ha necesitado un revisión por los fisios del club, al recibir un choque y sufrir algunas molestias por lo cual su concurso el domingo continua en el aire.

Quien no se ha ejercitado, tras los problemas de rodilla de ayer ha sido el extremo mallorquín, Dani Benítez, que ha realizado un trabajo independiente en el gimnasio, para evitar problemas. Otro con problemas, ha sido el delantero Riki, que ha abandonado la sesión de manera prematura tras otro golpe, aunque se espera que no sea nada de importancia.

Por lo demas, la plantilla sigue trabajando a un alto nivel, para enfrentarse al RCD Espanyol de Barcelona el domingo a las 12.

ÁLVARO: » EL ESTADIO DEBE SER UN FORTÍN LO ANTES POSIBLE».

El extremo Álvaro García ha considerado hoy al RCD Espanyol, rival el próximo domingo del Granada en el estadio Nuevo Los Cármenes, como un conjunto que «está muy bien trabajado en el aspecto defensivo» por lo que la clave en el choque será «marcar un gol pronto«.

Álvaro ha explicado a los periodistas que el estadio debe ser «un fortín lo antes posible» ya que la permanencia en Primera pasa por «hacerse fuertes en casa y después arañar los máximos puntos posibles fuera».

El joven extremo, que hace una campaña jugaba en Primera Andaluza y que proviene del San Fernando, de Segunda B, ha reconocido que «jugar con futbolistas de Primera División que hace muy poco tiempo veía por la tele es vivir un auténtico sueño«.

«Al principio estaba un poco nervioso, pero poco a poco me voy acostumbrado y cada vez me siento más cómodo», ha añadido el utrerano, quien ya ha participado en dos partidos esta temporada en la Liga BBVA.

«Siempre he jugado en la izquierda pero si juego en la derecha tampoco me importa, me siento cómodo también, incluso por el centro estuve jugando al final del partido y también me sentí cómodo«, explicó el joven futbolista, tras su posición en el partido que disputó con el Granada B.

Deja un comentario