MELILLA BALONCESTO 78 – 71 CB GRANADA.

NO PUDO SER Y A PESAR DEL GRAN ESFUERZO DEL CEBE QUE VOLVIÓ A LLEGAR AL FINAL CON OPCIONES, PERDIÓ EN EL JAVIER IMBRODA DE SIETE PUNTOS. 

La defensa de Melilla en los dos últimos cuartos fue un obstáculo demasiado duro para un Granada corto de efectivos pero enorme de entusiasmo, si bien al final tuvo que doblar la rodilla ante la efectividad local, y es que ganar en el Imbroda es muy complicado. Las buenas noticias en lo económico no se vieron acompañadas en lo deportivo, si bien el plantel rojiverde se vació en un esfuerzo titánico pero sin premio. Las pocas rotaciones y las faltas pesaron lo suyo en un partido decidido a mediados del último cuarto en un festival de triples que disparó a los locales con diez puntos de renta.

Arrancó Melilla con fuerza gracias a McKeither y Salva Arco, pero poco a poco el equipo nazarí se fue asentando, de nuevo encontrando en Coego una solución eficiente en el ataque para darle la vuelta al electrónico (5-7). El encuentro era completamente un festival de los ataques, y Chus Fernández redondeaba un parcial de 0-8 para Granada con un triple, respondido de inmediato por los norteafricanos.
El encuentro se dirimía a base de triples, obviando unos y otros el juego interior, pero siempre con ventajas para el cuadro granadino, un 11-13 al paso por el ecuador del primer acto con Coego recogiendo todo lo que caía escupido por los aros. Marco y Arco monopolizaban el ataque de Melilla desde fuera, más repartidas estas tareas en un Granada muy luchador y sacrificado.
Un triple de Almazán devolvía la ventaja a los locales, uno arriba a dos minutos del final, pero los visitantes apretaron las tuercas en defensa y rebote, volvieron a hallar a Coego bajo el aro melillense, dos canastas consecutivas, y con un último acierto de Rai López sellaban un 0-6 de parcial para el 19-24 final. Encomiable el quinteto nazarí.
Granada mantenía una renta a su favor entre los seis y los ocho puntos en el inicio del segundo acto, con Jesús Fernández aportando cosas interesantes y el equipo vaciándose. Melilla había mejorado sus prestaciones en defensa y jugando mejor por dentro. Odiakosa y Wachsmann ponían un 23-24 a 8:53, aunque dos acciones de Javier Hernández ponían de nuevo arriba a Granada con cinco de margen. El cuadro de Melilla fallaba mucho desde fuera en sus intentos de ataque, aunque Troy DeVries comenzó a entonarse y rompía esta tónica con un triple, que acompañado por una bella canasta de Suka-Umu ubicaba un 29- 28 para los locales en el ecuador del periodo.
Granada luchaba hasta la extenuación con su cortísimo banco, y un triple de Ruiz devolvía la ventaja a los andaluces (29-31). Pero los jugadores del ´decano´ vivían empujados de popa por el acierto de DeVries. Curro Segura pedía un tiempo muerto, pero Granada no reaccionaba y DeVries seguía ampliando las ventajas. Reaccionó al fin el equipo rojiverde de la mano de un extraordinario Rai López en los últimos compases hasta empatar, aunque Odiakosa daba en el descanso una mínima renta al cuadro azul con un 38-36.
Marco y Salva volvían a liderar el ataque local en un furioso arranque de tercer periodo, donde un parcial de 7-0 con DeVries y McKeither como estiletes en ataque daba a los melillenses una renta de diez (52-42). La cuarta de Rai López era un lastre muy pesado, aunque un triple de Ángel Hernández daba oxígeno a los rojiverdes.
Pese a ello, un Melilla mucho más entonado en la defensa aprovechaba también el lógico cansancio de los granadinos para aprovechar transiciones rápidas y mantener una renta en el electrónico. Uclés saltaba a la cancha y con un dos más uno cerraba el cuarto dejando a Granada a menos de diez, 59-50.


El cuarto parcial comenzaba con un recital de errores de los dos ataques, erráticos y con muy deficientes selecciones de tiro. Mal baloncesto para el poco público que se acercó al Imbroda. Dos tiros libres de un Rai que se aguantaba con cuatro faltas acercaban a Granada a siete, 61-54, pero la respuesta de Arco desde los 6´75 dejaba de nuevo al quinteto nazarí diez abajo.
Los de Curro Seguro optaban por la heroica, y dos triples de Rai López y Edu Ruiz ponían al equipo a cuatro quedando aún seis minutos por jugarse (64-60).
Pero en un minuto nefasto y con el partido resolviéndose a triplazo limpio, DeVries y Arco respondían en azul para el 70-60. Granada, con segundas y hasta terceras opciones, fallaba ataques claros. Tras varios desaciertos, un triple de Edu Ruiz alimentaba la esperanza que termino diluyéndose en los instantes finales.

Rai López y Coego, ambos con 14 puntos fueron los máximos anotadores del equipo, donde superaron la barrera de los diez puntos Jesus Fernández (11), Angel Hernández (10) y Edu Ruiz (11). El mejor valorado fue Rai López con 19 de valoración. Por parte melillense el aporte de Dvries, 23 puntos y máximo anotador del partido y Gaona, MVP del choque, con 24 de valoración.

FICHA TÉCNICA:

Club Melilla Baloncesto: Salva Arco (14), Marco (10), DeVries (23), McKeither (10), Wachsmann (6) -cinco inicial- También jugaron Odiakosa (8), Almazán (3), Suka-Umu (4), Nacho Romero (0).
CB Granada:
Rai López (14), Ángel Hernández (10), Manu Rodríguez (4), Jesús Fernández (11), José Manuel Coego (14) -cinco inicial. También jugaron Edu Ruiz (11), Ucles (3), L. López (0), Javier Hernández (4).
PARCIALES
Primer Cuarto: 19-24 Segundo Cuarto: 19-12 (38-36) Tercer Cuarto: 21-14 (59-50) Cuarto Cuarto: 19-21 (78-71).
ÁRBITROS:
Serrano Velázquez y Rupérez Vielba Eliminados: ninguno
PABELLÓN:
Javier Imbroda. 600 ESPECTADORES.

Fuente: Agencias.

ESTADÍSTICAS COMPLETAS DEL PARTIDO AQUÍ.

Deja un comentario