NO GANAMOS PERO Y LO BIEN QUE LO PASAMOS.

SOLO LA ACTITUD DE MUÑIZ FERNÁNDEZ EMPAÑO UNA JORNADA FESTIVA PARA LA PARROQUIA ROJIBLANCA.

La fiesta del día de ayer será recordada por los aficionados al fútbol de Granada, desde primeras hora de la mañana, con la llegada del club presidido por Sandro Rosell, la locura futbolística inundo las calles de una Granada, que por momento parecía más culé que rojiblanca, pero que ni mucho menos fue así.

Aunque en algunos reportajes de televisión, se pudieran ver y escuchar algunas escenas un poco ruborizantes para cualquier granadino, por anteponer el rival al equipo de la ciudad, ciertamente son los menos y además son los que nunca apoyarían al Granada CF, así que mejor pasemos pagina, y que cada uno disfrute con y como quiera, aunque a veces da que pensar, y es cuando uno reflexiona y comprende muchas cosas y limitaciones que presenta esta maravillosa ciudad.

Volviendo a lo concerniente al mundo del fútbol, las horas previas al partido se vivieron con una intensidad especial, la gente se agolpaba en masa para ver llegar el autobús del Granada CF y especialmente el del FCB, que dicho sea de paso, no solo llego bien mustiado por el CNP, sino que lo hizo pasadas las siete de la tarde, menos de una hora antes del comienzo. ¿Qué se pudo ver?, un recibimiento hostil, pero sin incidentes, con una enorme bandera de Andalucía, con la palabra ORGULLOSOS. Entro el bus azulgrana, y las colas fueron masivas en la entrada al vestuario nadie quería perderse, ni un minuto del calentamiento de los de ahí arriba.

Las escaleras de la parte baja, eran un autentico hervidero de gente, en busca de la imagen de los jugadores del FCB, Campeones de Liga, de Europa, y del Mundo, buena parte de ellos. La primera sorpresa ver el buen efecto de la nueva iluminación, luz blanca, que resaltaba mucho mas el césped y mucho menos la grada, bonito efecto aunque costoso para el club. De los primeros en saltar fue Víctor Valdés, y los pitidos se fusionaron con el flash de las cámaras en un anticipo de lo que seria una bonita noche.

El arranque del partido estaba cerca, y la gente fue tomando posición, bueno no toda, ya que una vez, y esto es debe del club, las escaleras del nivel medio y las partes altas del bajo, volvieron a ser prácticamente impracticables, imagino que en el resto de localidades pasaría algo similar, debe tomar medidas el club. A pesar de todo, el campo registraba un lleno absoluto, y tras dejar la garganta con el himno nuevo del GRCF, y su bis, por un retraso por capricho de Muñiz Fernández con las medias de Valdés, los papeles y la alegría de la grada tronaron a pesar de una megafonía ensordecedora para la ocasión.

Roberto le paró todo a Messi. Foto: David Hidalgo(Twitter).

De lo futbolístico, todo el mundo vio lo que imaginaba, aunque con bastantes menos goles de los que se esperaban a favor de los catalanes, gracias a una gran labor defensiva de todo el equipo, que les permitió brillar notablemente, ya que de la función ofensiva mejor ni hablar, bueno es que poco se puede hablar, ya que no hubo ningún disparo entre los tres palos. Ayer estaba todo justificado, pero Fabri, con dos goles en la buchaca, y tras la reacción ayer del publico antes de la entrada de Geijo, mucho me temo que, o comenzamos a incluir alguna variante táctica, que nos permite llegar más y en mejores condiciones al área rival o los nubarrones pueden empezar a aparecer en el horizonte. La próxima salida, Sevilla, podría pasar también por un casi imposible, pero mire usted por donde, anoche, el Racing de Santander, estuvo a punto de dar la campanada, luego, solo defender no podría ser suficiente, para una grada que aunque lleva mucho sin ver fútbol de élite en directo, no parece que sean muy ignorantes y saben por lo menos un poco de que va todo esto. Ah, una ultima, por si esto ha cambiado y algunos no nos hemos enterado, aun permiten tres cambios, no?

Siqueira intentado evitar la progresión de Messi. Foto: David Hidalgo (Twitter).

De lo futbolístico, pero achacable al trencilla podríamos escribir un libro,“Mr.Gominas”, permítanme la expresión sobre el colegiado Muñiz Fernández, la lió mas parda que aquella chica en la piscina, eso si, aquí no tuvo nadie que ir a urgencias, pero la indignación va a tardar días en cicatrizar, no solo por el fuera de juego señalado erróneamente sobre Geijo, sino por las expulsiones muy rigurosas, la falta de educación para con el entrenador rojiblanco, como bien explico en rueda de prensa, y en especial por la actitud también denunciada por los jugadores hacia ellos, en relación con la dispensada a los campeones, y por permitir que tipos como Alves hagan todo tipo de aspavientos tras cualquier falta que se le señalaba, que Mascherano, Busquets y alguno más, pareciera entrenar mas en El Liceo que enLa Masía, por sus dotes de artistas, que el jovencito Cuenca no se fuera a vestuarios antes de tiempo y que incluso la falta del gol, esta mas cerca de un salto de trampolín de Xavi que de una acción impune.

El granadino mas feliz anoche sin duda debió ser Carlos Maeso, que fue el único en acertar de los cuatro participantes deLa Jornada de tu Vida, y se llevo integro el suculento premio de 60.000 euros, pero que a juzgar por su alegría, no debió parecerle una buena recompensa, el gol desde el centro del campo y  las gradas repletas coreando el tanto, merecían una celebración mas efusiva.

Al final, desfile por los vomitorios, que esta temporada obligan a un peregrinar lento hasta la salida, mezclando reacciones de todo tipo, desde un “que bien hemos jugado”, un “si no fuera por el arbitro” hasta un “ahora voy entendiendo mas las quejas del Madrid”. La realidad es que solo llevamos cinco puntos y las cuentas para la salvación empiezan a tomar un ligero tono rojizo, tras Sevilla, dos seguidos en casa, por tanto de los próximos nueve puntos, seis obligatorios y se sale algo más no pasaría nada.

Deja un comentario